Ventanas que imitan la luz natural. ¿Sabrías diferenciarlas?

Los avances en tecnología de la iluminación han permitido llevar la luz natural a cualquier rincón de la casa. Incluso en habitaciones interiores o en estancias sin ventilación, la luz del sol es capaz de irrumpir con toda su calidez y luminosidad. Se trata solo de un efecto óptico, pero el resultado es excepcional. A continuación te hablamos sobre ventanas que simulan la entrada de luz solar.

¿Qué ventajas ofrece el empleo de ventanas que imitan la luz natural?

La relevancia de la irrupción de estas ventanas en el mercado está en su alcance y potencial. Los paneles de LED que imitan la luz del sol no ponen solución a otros aspectos de importancia como el de la ventilación. Sin embargo, consiguen un efecto psicológico y anímico que influye de manera significativa en el bienestar de las personas.

  • La luz natural afecta de modo positivo a nuestro estado de ánimo. La posibilidad de que unos paneles artificiales puedan simular la luz del sol con este alto grado de detalle permitirá a los habitantes de muchas ciudades rebajar el estrés y la ansiedad, incrementar su rendimiento intelectual y, en definitiva, mejorar su calidad de vida.
  • Acondicionar un espacio de trabajo para mejorar el nivel de confort resultará mucho más sencillo con la instalación de estos paneles de LED. No en vano la iluminación es uno de los aspectos esenciales de la decoración.
  • Los precios de alquiler o venta de un inmueble se reducen y la oferta se amplía. Una oficina con grandes cristaleras tal vez se salga del presupuesto. Con el uso de pantallas de luz natural ya no es necesario buscar inmuebles que den al exterior, por lo que los costes se abaratan.
  • Las ventajas de la luz natural en la salud física y mental de las personas se podrán trasladar a cualquier rincón. Son de destacar lugares como hoteles, hospitales, colegios, museos y otro tipo de inmuebles que, por cuestiones de arquitectura y orientación, tal vez no pueden disponer de ventanas convencionales.
Ventanas que imitan la luz del sol

Ventana que simula el efecto de entrada de luz natural, de CoeLux.

Máximo realismo en las horas clave del día

Desde hace años son varias las marcas internacionales que se han dedicado a la investigación y el desarrollo de soluciones de iluminación que imitan la luz natural. Estas propuestas han ido adoptando diferentes formas y ya se comercializan desde ventanas tradicionales hasta tragaluces, claraboyas e incluso persianas electroluminiscentes que hacen pensar que detrás de ellas hay una ventana real.

Pero a pesar de sus diferentes formas de presentación, la tecnología empleada suele tener siempre la misma base: nanopartículas que se combinan con luces de LED, ópticas especiales que simulan la incidencia de los rayos solares y mecanismos para autorregular la iluminación.

Entre las propuestas más recientes en este mercado, destacan también las ventanas de Mitsubishi que imitan la luz del sol. Lo que más llama la atención de la innovadora propuesta de la firma japonesa es su increíble capacidad de adaptación. Frente a otras alternativas ya existentes en el mercado, las mejoras que introduce esta marca se dejan notar sobre todo en los ajustes de la calidez y la luminosidad de la falsa ventana.

Conforme avanza el día, estos paneles de LED modifican de manera automática su color e intensidad para adaptarse a las tonalidades propias de cada hora. De este modo, los habitantes de un hogar o los trabajadores de una oficina no solo disfrutan de los beneficios de una luz muy similar a la del sol: también tienen una percepción real del paso del tiempo.

El aspecto negativo de estas nuevas tecnologías de la iluminación es que muchas de ellas todavía están en proceso de desarrollo y las que ya se comercializan pueden resultar un poco caras. Por otro lado, hay que añadir el inconveniente de que, aunque las luces LED tengan un consumo muy bajo, de igual modo estarás recurriendo a la energía eléctrica para tener luz en casa, con lo que la eficiencia energética del hogar puede verse comprometida.

¿Qué puedes hacer en tu hogar si no dispones de luz natural suficiente ni de una falsa ventana?

Incluso con un presupuesto ajustado y sin recurrir a la opción de ventanas que imitan la luz del sol, existen formas de mejorar la calidad en la iluminación de una estancia.

En circunstancias en las que es imposible disponer de una ventana convencional, las alternativas más prácticas para obtener una luz confortable en el hogar son:

  1. Distraer la atención. Si normalmente las ventanas son las protagonistas de una estancia, ahora lo tienen que ser el suelo y el mobiliario que hayas escogido. Generar contrastes entre estos elementos mejorará el efecto luminoso de la habitación. Una buena idea es emplear tonos pastel o brillos en el pavimento que además reflejarán mejor la luz.
  2. Evitar los materiales oscuros, los muebles voluminosos y las formas redondeadas. Lo minimalista y lo funcional son siempre la mejor opción.
  3. En la medida de lo posible, no te limites a una única fuente de luz. La luminosidad de una estancia sin ventanas mejora mucho cuando colocas varios puntos de luz con diferentes temperaturas.
  4. Apuesta por lo natural. Incluye elementos decorativos de inspiración floral o vegetal. Resultan muy atractivos a la vista y suplen el protagonismo que deberían tener las ventanas.
  5. Haz que las paredes te envuelvan. El empleo de cuadros, fotografías o espejos no solo sirve para personalizar el espacio y definir el estilo de tu hogar. Unos patrones de color adecuados, con el blanco siempre como telón de fondo, sumarán luminosidad a la estancia.

La iluminación de una habitación es parte del estilo y personalidad de una vivienda, y la entrada de luz natural es siempre la mejor solución. Sus beneficios para las personas, a nivel físico y mental, no son comparables a los de ninguna otra alternativa artificial. El hecho de que la tecnología se esmere en imitar las características de la luz del sol ya dice bastante acerca de las ventajas de esta fuente de energía natural.

Por tanto, siempre que exista la posibilidad, una ventana es la mejor manera de llevar luz y confort a tu hogar. No obstante, en caso de que no tengas esa opción, ahora ya sabes que existen alternativas muy interesantes para obtener resultados que, al menos en lo que a estado de ánimo se refiere, simulan los beneficios que nos aporta la luz del sol.

5/5 (1 Review)

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies