Cómo limpiar el exterior de la persiana sin hacer malabares

Una higiene deficiente en las persianas de casa no solo muestra al exterior un aspecto poco atractivo de tu fachada sino que además es una fuente de polvo y suciedad que no te interesa tener en tu hogar. Hay empresas especializadas en la limpieza de las persianas de un modo profesional y con estupendos resultados. Pero si lo que deseas es un mantenimiento rutinario de esta parte de tus cerramientos, puedes ahorrarte algunos euros haciéndolo tú mismo y con unas pautas muy sencillas.

La limpieza de la persiana también forma parte de las rutinas del hogar

Dentro de las tareas habituales en casa, limpiar la parte exterior de las persianas no es una actividad que goce de gran popularidad. Tanto si resulta sencillo acceder a esta parte de la ventana como si vives en un séptimo piso y el escenario se complica, lo habitual es que muy pocas veces nos planteemos la idea de hacerle un lavado de imagen a las persianas.

A pesar de que existe cierta tendencia a pasar por alto este tema, lo cierto es que las persianas son elementos que sufren a diario las inclemencias del tiempo, las radiaciones solares y los efectos de la polución en la ciudad, por lo que es fácil que se ensucien o se dañen. Con un historial así no hace falta justificar la importancia de una limpieza periódica. Tampoco es necesario complicarse demasiado: con que les des un repaso una vez al mes durante esos días de limpieza en profundidad en casa será más que suficiente.

persiana

Aspectos a tener en cuenta antes de ponerse a limpiar las persianas

¿Ya te has decidido a dejar las persianas relucientes? Lo importante es empezar con buen pie. En primer lugar habrá que valorar hasta qué punto tienes acceso a la parte exterior de la persiana así como el material en el que está fabricada.

La limpieza exterior de la persiana estará limitada por tres aspectos: la altura de la vivienda, el acceso a la zona y la orientación de las ventanas. Pero aparte de estas particularidades que pueden suponer una dificultad añadida durante la limpieza, lo más relevante del proceso es prestar atención a los instrumentos y a los productos que debes emplear.

¿Qué necesitas para limpiar las persianas de casa? Debes conocer el material con el que están fabricadas: PVC, aluminio, madera… Esta información te permitirá emplear productos específicos para la limpieza de dichos materiales y garantizar unos resultados óptimos. Las lamas de madera suelen ser más exigentes y reclaman el uso de productos que limpian, abrillantan y permiten una mejor conservación del barniz o la pintura. En el caso del aluminio o el PVC, un cubo con agua enjabonada y un trapo húmedo serán más que suficientes.

Antes de limpiar cualquier superficie a conciencia, asegúrate de retirar primero el polvo acumulado y a continuación emplea un trapo suave y ligeramente húmedo. Nunca utilices estropajos o productos agresivos porque puedes rayar el material.

Ten en cuenta que el color blanco, uno de los más empleados en esta parte de los cerramientos, es el más complicado de limpiar. Utilizar un material demasiado rígido para extraer la suciedad incrustada puede ocasionar daños. Si no lo tienes claro, es mejor que contrates los servicios de una empresa ya que la solución más adecuada en estos casos pasa por la utilización de determinados químicos o la limpieza con vapor.

Formas de limpiar las persianas según su diseño y material

En el momento de ponerse manos a la obra basta con tener en cuenta a qué estilo de persianas nos estamos enfrentando y cuáles son los utensilios que hemos escogido para la limpieza. Lo habitual es encontrarse en cuatro tipos de situación que puedes resolver sin problema con los siguientes consejos:

  • Persianas enrollables tradicionales: emplea el utensilio del cepillo en el tubo de la aspiradora y aspira los listones por dentro y por fuera. Puedes dejar el hueco entre listones ligeramente abierto para eliminar el polvo en las zonas más escondidas. Si necesitas eliminar suciedad más incrustada, puedes emplear el típico limpiacristales en spray, agua y jabón o la versión natural de los productos de limpieza: agua tibia con vinagre y limón. Añade una cucharada de bicarbonato a la mezcla y obtendrás un efecto blanqueador en la persiana.
  • Persianas desmontables de PVC: son las persianas de tipo veneciano, esas que se componen de lamas que giran hacia delante y hacia atrás para dejar pasar la luz o bloquearla. La forma más sencilla de hacerles una limpieza a fondo es desmontarlas y sumergirlas en la bañera con agua tibia y detergente o darles un chorro de agua en la ducha. Déjalas secar y las tendrás como nuevas.
  • Persianas fijas de madera: son muy bonitas desde el punto de vista estético, pero también son las menos funcionales. Para una limpieza 100% efectiva conviene quitarles primero el polvo con un cepillo o con la aspiradora. A continuación, utiliza un trapo suave humedecido con algún producto de limpieza para parqués. Con un poco de paciencia obtendrás unas persianas limpias y relucientes.
  • Persianas enrollables de tela: algunas se pueden desmontar por completo extrayendo las varillas que separan cada segmento de la persiana. En estos casos tienes la opción de meterlas en la lavadora y plancharlas o montarlas todavía húmedas para que se sequen ya colgadas. Si no son del todo desmontables, descuélgalas y límpialas con una esponja, agua y jabón por ambos lados. Tras el aclarado, vuelve a colocarlas en su posición y deja que se sequen desplegadas y al aire.

Persianas de lamas

¿Qué hacer cuando no tienes acceso a la cara exterior de la persiana?

La situación ideal es aquella que te ofrece acceso a toda la superficie de la ventana sin apenas esfuerzo, pero sabemos que esto no siempre es así. Incluso en casas, chalets y otro tipo de viviendas unifamiliares lo más probable es que dispongas de ventanas a diferentes alturas y que, por lo tanto, las persianas no siempre se puedan alcanzar desde el exterior.

Es una ventaja notable en cuestión de seguridad, pero no en la limpieza. Y es que, ¿cómo hacemos para limpiar la parte exterior de las persianas cuando no hay manera de llegar a ellas? Solo te queda una solución: hacerlo desde el interior. Te resultará un poco más trabajoso que con el resto de las persianas, pero en cuanto tengas algo de práctica verás que el asunto no es tan complicado como parece.

Siguiendo estos pasos podrás desmontar y limpiar el cajón de la persiana enrollable con facilidad.

  1. Asegúrate de que la ventana está cerrada antes de comenzar el proceso y de que la persiana está enrollada.
  2. Utiliza una escalera para trabajar cómodamente en el cajón de la persiana, cuya tapa deberás desatornillar para acceder al interior.
  3. Con ayuda de la aspiradora, retira el polvo y la suciedad acumuladas en el interior del tambor.
  4. Emplea los productos de limpieza que ya hemos mencionado en función de cuál sea el material de la persiana. Ve desenrollándola poco a poco para tener acceso a todas las lamas que la componen. De este modo completarás también la limpieza en la parte exterior de la ventana.
  5. Aprovecha que tienes el cajón desmontado para hacer el mantenimiento regular de las guías y ahorrarte futuras reparaciones. Es tan sencillo como aplicarles aceite. Una vez engrasadas se podrán deslizar con suavidad durante la apertura y el cierre.

Las contraventanas de madera y las persianas mallorquinas de tipo librillo pueden resultar difíciles de limpiar cuando se encuentran en los pisos superiores y sin manera de acceder a ellas. Para estos casos existen en el mercado algunas alternativas interesantes como el sistema de brazos telescópicos patentado por Per-Lim, que permite limpiar todo tipo de persianas sin necesidad de una instalación previa.

Existen numerosas maneras de dejar a punto el interior y el exterior de las persianas. Si las incluyes en las rutinas de limpieza de tu hogar evitarás la acumulación de suciedad. Con estos consejos de mantenimiento rutinario te resultará mucho más sencillo mostrar la mejor imagen de tu fachada y prolongar la vida útil de tus cerramientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad. *

Responsable: Alberto Gallardo.
Finalidad: Atender solicitudes de información, consultas y envío de presupuestos relacionados con la contratación de nuestros servicios. Envíos puntuales de boletines con información comercial y/o de utilidad para el cliente.
Legitimación: Consentimiento expreso del interesado.
Destinatarios: Personas físicas o jurídicas directamente relacionadas con el Responsable encargado del tratamiento, adheridas al acuerdo EU-US Privacy Shield aprobado por el Comité Europeo de Protección de datos. Salvo obligación legal no se ceden datos a terceros.
Derechos: A obtener información clara y veraz sobre el tratamiento de tus datos; derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos, portabilidad, limitación u oposición al tratamiento. Puedes ejercerlos de forma gratuita dirigiéndote a info@alugalventanas.es. Tienes derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas y a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: Toda la información detallada en nuestra política de privacidad.
Ir arriba