Tipos de cristales para ventanas

En la instalación de tus nuevas ventanas es tan importante la elección de una buena carpintería como la de los vidrios que van a completar el conjunto. Para tomar una decisión acertada, conviene analizar con detalle las características de los diferentes tipos de cristales para ventanas que existen en el mercado.

En Alugal trabajamos solo con los mejores materiales y, además de ofrecerte siempre la mejor solución para tu hogar, en este artículo vamos a explicarte toda la información que necesitas para decidirte por un tipo de vidrio o por otro.

Vidrios para ventanas: consideraciones generales

La mayor parte de la superficie de una ventana está formada por cristal, de lo que se deduce la importancia de este material en la efectividad del sistema de aislamiento térmico y acústico que puede ofrecer la ventana. Se trata, sin embargo, de un protagonismo compartido: la combinación entre el tipo de perfil y el tipo de vidrio es lo que va a determinar la calidad de las prestaciones del conjunto.

En este sentido, también es importante conocer las condiciones del entorno en el que van a ser instaladas las ventanas (temperatura, humedad, viento…) para determinar cuáles deben ser las características de sus vidrios.

¿Qué tipos de cristales para ventanas existen en el mercado?

VIDRIO FLOTADO

Es el material que se emplea con mayor frecuencia en la construcción, no tanto por sus grandes capacidades aislantes como por su buena relación entre precio y calidad. Se obtiene de manera industrial en forma de grandes láminas y es un producto versátil, apto para múltiples situaciones. Un cristal todoterreno perfecto para presupuestos ajustados que no recomendamos para ventanas con perfil Kömmerling por sus escasas prestaciones.

VIDRIO MONOLÍTICO

Cristales sencillos o monolíticos para ventanasLa transferencia de energía y de luz es total y apenas ofrece aislamiento acústico o térmico. Son cristales demasiado básicos que tal vez sirvan para construcciones en las que no necesitas pasar mucho tiempo (como un cobertizo en el jardín), pero mejor descartar este tipo de cristal como sistema aislante para tu hogar, por lo que tampoco recomendamos este tipo de vidrio para la fabricación de ventanas con sistema Kömmerling.

VIDRIO LAMINADO

Cristales laminados o de seguridad para ventanasSe conoce también como vidrio de seguridad o blindado. Su resistencia está reforzada mediante una o más láminas de polivinilo butiral (PVB) intercaladas entre dos hojas. Incluso utilizando la fuerza o cortadores de cristal, un ladrón lo tendría muy difícil para entrar a través de una ventana fabricada con este tipo de cristal laminado. Por lo general están siempre acompañadas de herrajes de seguridad.

VIDRIO CON CÁMARA O DOBLE ACRISTALAMIENTO

Cristales con cámara para ventanas - Doble acristalamientoPara una máxima eficiencia en cuanto a aislamiento se refiere, es siempre recomendable la utilización de la doble cámara. Estos sistemas están enfocados tanto a la regulación de los cambios de temperatura durante el invierno y el verano, como a la reducción del ruido procedente del exterior. Entre las mejores soluciones, ya sea para el filtrado de la radiación solar como para la reducción de la emisividad, están los vidrios de aislamiento térmico reforzado (ATR) de Climalit y los cristales inteligentes de Guardian Sun que son los que habitualmente utilizamos en Alugal para la fabricación de tus ventanas.

VIDRIO TEMPLADO

Las puertas acristaladas de patios y terrazas y, en general, las de todas aquellas estructuras que están sometidas a un mayor impacto deberían ir siempre reforzadas. El cristal templado es un material especialmente resistente en comparación con el resto de vidrios (a excepción del cristal laminado) por lo que es frecuente su aplicación en este tipo de estructuras.

VIDRIO MATE

En las zonas del hogar que necesitan mayor privacidad es habitual el uso de cristales mate. En este tipo de vidrio la superficie ha sido tratada con un ácido que permite que el cristal conserve sus propiedades traslúcidas sin que sea posible ver claramente a través de él. Es el material que suele utilizarse en los baños, así como en las ventanas de interior para definir los diferentes espacios de cocinas y dormitorios sin perder luminosidad.

¿Tienes preguntas?

Déjanos tu teléfono y te llamamos GRATIS.

He leído y acepto la política de privacidad.

Tus nuevas ventanas de PVC o aluminio sin intermediarios.

En 6-12 meses.

En la mayoría de las ocasiones, tus nuevas ventanas listas en 24 horas.

5 años en la instalación de tus ventanas y 10 años en material.

Realizamos los trámites necesarios para que consigas tu subvención Plan Renove de ventanas de la Comunidad de Madrid o ¡te hacemos descuento equivalente para que renueves hoy mismo tus viejas ventanas!