Ventanas inteligentes para personas invidentes: sentir el paisaje

Uno de los grandes placeres de viajar en coche es contemplar el paisaje cambiante de la ruta. Diferentes tonalidades, texturas; diferentes sensaciones… Pero el sentido de la vista no tiene por qué ser el único que nos permita explorar el territorio durante nuestros viajes y es que, aunque por el momento existen solo a modo de prototipo diseñado por Ford Italia, las ventanas inteligentes para personas invidentes evidencian que existen otras maneras de disfrutar de la experiencia de viajar en coche.

Hoy en nuestro blog hablamos, cómo no, de ventanas pero de ventanas móviles, esas ante las que todos queremos sentarnos cuando iniciamos un largo viaje. La tecnología al servicio de las personas para que quienes no gozan del sentido de la vista puedan sentir el paisaje y disfrutar más de sus viajes en coche.

Ventanas para ciegos

«Ver» a través de ventanas inteligentes

Para una persona ciega, los desplazamientos en coche son, en la mayoría de los casos, un mero trámite para moverse entre dos puntos en el mapa. Un vehículo es solo una caja ruidosa, en ocasiones incómoda como consecuencia de movimientos inesperados y a veces hasta desagradable para el olfato por el olor a combustible y las emisiones.

A menudo nos gusta salir de la ciudad y buscar entornos mucho más amables para desplazarnos, con destino al lugar en el que disfrutaremos de días o festivos o vacaciones, más o menos largas. Sucede que hay momentos en los que el ruido y el olor a gasolina se transforman en escenarios más agradables en el que los árboles, el cielo y los frescos colores de la naturaleza adquieren protagonismo. Pero, ¿cómo puede disfrutar de ello una persona con discapacidad visual?

Percibir los matices del paisaje a través del sentido del tacto es hoy posible gracias a la división italiana de la marca de vehículos Ford, que se ha esmerado en el diseño de unas ventanas inteligentes que hacen realidad esta agradable fantasía.

La idea sobre la que se ha desarrollado este proyecto ha sido la de recomponer el paisaje que rodea al vehículo para que, mediante el tacto, las personas ciegas tengan la oportunidad de experimentar todas las sensaciones que se perciben durante un viaje en coche.

¿Cómo funcionan las ventanas para invidentes?

Ford ha presentado su innovadora propuesta bajo el lema Feel the view (‘Siente el paisaje’). El producto diseñado por la multinacional automovilística en cooperación con GTB Roma y la startup tecnológica Aedo (especializada en dispositivos para personas con problemas visuales) presume de ser una iniciativa que permite ‘ver’ a las personas ciegas.

¿Y cómo se ha conseguido crear una ventana inteligente de estas características? El principio de funcionamiento de las ventanas para ciegos es muy sencillo, al menos en lo que a su explicación teórica se refiere. Los vidrios están provistos de una cámara fotográfica que, al apretar un pulsador (botón texturizado en el centro de la ventana), realiza una captura del paisaje que se encuentra al otro lado del cristal.

El dispositivo está calibrado para recoger una imagen monocromática de alto contraste que, a través de un sistema de LEDs integrado en la ventana, recompone esa captura en diferentes tonalidades de gris. Al deslizar el dedo sobre la imagen, esas tonalidades que lo componen vibran con mayor o menor intensidad en función del contraste, de tal manera que la persona puede reconstruir en su mente la realidad que muestra el paisaje exterior al otro lado del cristal de la ventana inteligente.

Cada gris se corresponde con un nivel de vibración diferente en una paleta de 255 niveles que proporcionan un cuadro completo de lo que está sucediendo en el paisaje: desde un edificio u otros coches hasta un paisaje montañoso o una playa.

La inteligencia artificial al servicio de quienes no pueden ver

Pero la ventana para ciegos de Ford va un paso más allá del sentido del tacto. Mediante un sistema integrado de Inteligencia Artificial conectado al equipo de sonido del vehículo, quienes observan el paisaje tocando el cristal también tienen la oportunidad de escuchar a un asistente vocal que les ayuda a situar el contexto.

La imagen que captura la cámara es procesada por este sistema para proporcionar al usuario información adicional acerca de lo que está experimentando. Por ejemplo, si la cámara ha fotografiado una montaña nevada, el dispositivo emitirá un mensaje sonoro que informará acerca de la presencia de esa montaña.

De esta manera, mientras el usuario desliza su dedo sobre el cristal para recomponer la realidad, dispone de más datos con los que generar la imagen mental de lo que está aconteciendo a su alrededor. El resultado es una experiencia viajera grata para todos los pasajeros del vehículo, con independencia de las limitaciones visuales de quienes viajan en los asientos de los pasajeros.

Ventanas inteligentes para invidentes

A pesar de que por el momento se trata tan solo de un prototipo, la ventana para ciegos de Ford abre un horizonte de interesantes posibilidades en la construcción de un mundo más accesible para todas las personas. No hay planes de integrar estas ventanas inteligentes en la producción en serie de los vehículos de la marca, pero el hecho de que esta idea sea ya una realidad, allana el camino hacia la futura aplicación de esta tecnología, no solo en el ámbito del motor, sino en el de muchos otros aspectos de la vida cotidiana.

Tal vez en el futuro, las ventanas de los edificios de las ciudades también lleguen a actuar como una herramienta multifuncional que permita a las personas ciegas contemplar el mundo a través de otros sentidos. En definitiva, un mundo por descubrir, más amable para todos.

0/5 (0 Reviews)

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies