¿Son útiles las láminas de seguridad para ventanas en los comercios?

El pasado invierno, una sucesión de fuertes borrascas causó estragos en numerosos puntos del país. En España no estamos demasiado acostumbrados a que el mal tiempo provoque destrozos tan importantes como los que se registraron durante esas semanas, pero sin duda han servido para que muchas personas, especialmente empresarios, se replanteen la necesidad de proteger mejor sus cerramientos. Las láminas de seguridad para ventanas pueden minimizar los riesgos ante este tipo de situaciones y garantizar la integridad de los clientes de un establecimiento ante eventuales roturas. 

Cómo mejorar la seguridad de las ventanas de tu negocio u oficina

Los fenómenos meteorológicos pueden ser imprevisibles, pero las soluciones que tenemos a nuestro alcance para hacerles frente no lo son. Unos cerramientos seguros garantizan la protección del inmueble desde múltiples perspectivas entre las que también se tienen en cuenta los fenómenos meteorológicos adversos.

En el mercado se pueden encontrar vidrios fabricados en materiales especiales con el objetivo de ofrecer una mayor seguridad frente a impactos y roturas. Es probable que hayas oído hablar del cristal templado, un material que se emplea mucho en la protección de las pantallas de los teléfonos móviles por su alta resistencia mecánica y por la particularidad de que, en caso de impacto, evita que el cristal se parta en pequeños trozos.

vidrio templado

Vidrio templado

También se emplean en muchos comercios (por ejemplo, en joyerías) los cristales blindados, tanto en escaparates como en vitrinas de seguridad y expositores de interior. Pero los más empleados en comercios y oficinas por su precio, eficiencia y seguridad son los vidrios laminados. Estos son cristales provistos de una capa transparente de PVB que garantiza que, en caso de rotura, los trozos se queden adheridos a esta.

En Alugal aconsejamos siempre un vidrio de alta calidad montado sobre la carpintería elegida para asegurar la protección de los cerramientos. Pero cuando por algún motivo no tienes opción de reemplazar todos los cristales de tu negocio (por ejemplo, en caso de grandes escaparates; en la fachada de un hotel o en un edificio de oficinas), existe una opción atractiva: la instalación de láminas de seguridad para ventanas.

Características de las láminas de seguridad para ventanas

Las láminas de protección son un producto que se adapta con facilidad a las dimensiones de cualquier ventana o escaparate y que, gracias a su alta resistencia al desgarro, va a mantener tus cristales protegidos ante una eventual situación de riesgo. Las láminas para ventanas se componen de una película transparente de poliéster y otra de adhesivo acrílico de gran potencia. El resultado es un producto fácil de manipular y de ajustar al tamaño de la superficie acristalada sobre la que lo quieras aplicar.

Los diferentes niveles de seguridad resultantes están clasificados en la norma UNE-EN 356:2001 y en la norma UNE-EN 12600: 2003, en las que se especifican las prestaciones de las ventanas de seguridad frente al riesgo de impacto o atrapamiento así como en función de su forma de rotura. Con independencia de esto, las láminas se pueden aplicar sobre cualquier tipo de cristal obteniendo con su instalación una mejora automática en la protección de los vidrios.

Tipos de láminas de seguridad y beneficios que proporcionan

  • Antifragmento y antirrobo: un impacto fortuito puede provocar la rotura del cristal de múltiples maneras por lo que, sobre todo en determinados establecimientos (por ejemplo, colegios y comercios), se necesita una protección extra para prevenir accidentes. Dependiendo del grosor y el material, las láminas antifragmento también sirven como medida de protección frente a robos. Está demostrado que cualquier obstáculo que ralentiza la acción de los ladrones más de 3 minutos, provoca que estos desistan de su intento de robo en el 70 % de los casos.
  • Antivandalismo: se emplea tanto en interiores como en exteriores y consiste en una lámina transparente que cubre toda la superficie del cristal. En caso de ralladuras, pintadas o si se derramara sobre ella algún tipo de líquido corrosivo, tan solo sería necesario despegar la lámina y reemplazarla por otra sin que el vidrio sufriera ningún desperfecto.
  • Resistencia frente al fuego: las láminas de seguridad para ventanas presentan tal grado de resistencia que, en caso de incendio, pueden evitar el estallido de los cristales y retrasar así el avance de las llamas.
  • Filtro UV: a pesar de que se trata de un material transparente que no afecta en absoluto a la visibilidad, las láminas para ventanas funcionan también como un filtro de la radiación solar que absorbe hasta un 99 % de los rayos UV. Esto también favorece la conservación de la temperatura en el interior de las estancias y reduce de manera considerable el calor.

Los riesgos diarios a los que se expone un cristal, tanto en un domicilio como en un negocio, son muy elevados. Los problemas de robos y vandalismo se pueden controlar con medios como las alarmas o los sistemas de videovigilancia, pero los impactos fortuitos o las inclemencias del tiempo son aspectos sobre los que no se tiene ningún control. Con cerramientos seguros, de altas prestaciones como los que fabricamos en Alugal o láminas para ventanas, la resistencia de los vidrios aumenta de manera sustancial y se consigue minimizar daños personales y económicos que se puedan derivar de este tipo de incidentes.

0/5 (0 Reviews)

Quizá también te interese...

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies