La habitación perfecta para la vuelta al cole

Tras apurar los últimos días de las vacaciones de verano, padres e hijos se preparan para la vuelta al cole. El comienzo de un nuevo curso escolar es un momento de transición perfecto para llevar a cabo algunas modificaciones en una habitación infantil. Adapta el espacio personal de tus hijos a estas nuevas circunstancias con algunos de los sencillos trucos y consejos que te detallamos en este post.

Un buen momento para cambiar de aires

A medida que tus hijos van creciendo, surgen nuevas necesidades. La ropa, los juguetes, el entorno de estudio y de descanso… Todo cambia. Adaptarse a esta constante transformación implica en muchos casos diseñar un entorno apropiado tanto para el ocio como para un buen rendimiento escolar.

Una habitación para niños es mucho más que un dormitorio. Es una estancia en la que, tras la vuelta al cole, tus hijos van a pasar gran parte de su tiempo, jugando, descansando o estudiando en grupo con otros compañeros de clase. Por eso es tan importante que este espacio se adapte a sus necesidades y el comienzo del curso escolar es un momento muy apropiado para realizar este tipo de ajustes.

Es su espacio, permíteles opinar

Uno de los errores más comunes en la decoración infantil es partir de la idea de que los niños no tienen criterio suficiente como para saber qué es lo que más les conviene. Sin embargo, para asegurarte de que se sientan cómodos con los cambios que se avecinan, es importante que a la hora de preparar una habitación infantil para la vuelta al cole muestres una actitud abierta a la opinión de tus hijos.

Hacer cambios también exige hacer concesiones. Para evitar conflictos innecesarios entre lo que gusta y lo que conviene, lo más prudente es dar a conocer diversas opciones acerca de los colores, el mobiliario o la ropa de cama más apropiadas y dejar que los pequeños participen en esta toma de decisiones.

La habitación de un niño es uno de los primeros espacios en los que va a poder desarrollar sus gustos y su personalidad. Un lugar de la casa con mucho potencial desde el punto de vista psicológico, sobre todo a partir de los 8 años de edad, cuando empiezan a ser habituales las visitas de amigos o que estos se queden a pasar la noche en casa.

Técnicas para decorar una habitación infantil: Feng Shui y método Montessori

Con independencia de los gustos estéticos de cada persona, existen técnicas de decoración para el hogar que tienen en cuenta aspectos más profundos como la armonía y el equilibrio interior. Estos métodos de distribución y decoración de las estancias se pueden aplicar también a las habitaciones infantiles con el fin de crear un ambiente más acogedor, vital y productivo.

La habitación infantil perfecta

Técnicas Feng Shui

La traducción literal de Fengh Shui es ‘Tierra y cielo’. El propio nombre de esta ancestral doctrina china indica que se trata de una cuestión de dualidades y contraposiciones. Aplicado a la decoración infantil, el Feng Shui hace hincapié en la importancia de que los niños descansen a gusto y se despierten cada mañana con la energía que necesitan para afrontar el día.

En este sentido, lo más destacado de la decoración Feng Shui en el cuarto de los más pequeños de la casa sería:

  • La orientación de la cama: al Sur, estimula los sueños y mejora la capacidad de retención; al Norte, aporta energía vital; al Este, transmite dinamismo y al Oeste, ayuda a mantener la calma y liberar el estrés.
  • Evitar el uso de aparatos electrónicos en la estancia: un televisor, un ordenador, un teléfono… Pueden influir de manera negativa en el descanso del pequeño.
  • Optar por las formas redondeadas: los muebles con esquinas muy puntiagudas o angulosas desequilibran la armonía decorativa que busca el Feng Shui, además de que pueden ocasionar pequeños accidentes.
  • Colores cálidos y lisos: los estampados estridentes, las rayas y los lunares no transmiten una sensación de tranquilidad, calma y descanso.

Método Montessori

El método Montessori es, en origen, una alternativa educacional para los niños que hace especial hincapié en el desarrollo de sus capacidades intelectuales, físicas y sensoriales. Se caracteriza por prestar mucha atención a los ambientes en los que el niño juega, estudia o descansa, y es por eso que muchas de sus pautas son también aplicables a la decoración de las habitaciones infantiles:

  • Camas que favorezcan a la autonomía: las camas demasiado altas generan inseguridad. Las dificultades para entrar y salir de ellas hacen que, en ocasiones, sea necesaria la intervención de un adulto. El método Montessori propone camas bajas e incluso a ras del suelo para que los niños aprendan a ser independientes desde una edad muy temprana.
  • Materiales naturales: la madera y la tela representan la sencillez y la belleza de lo natural, y muestran a tus hijos de qué está hecho el mundo.
  • Todo al alcance de la mano: no se debe coartar la curiosidad de los pequeños, sino fomentarla. Sus objetos personales, sus libros y sus juguetes deben estar siempre ordenados y al alcance de la mano. El desarrollo físico e intelectual está estrechamente relacionado con la experimentación personal.

Las claves de una adecuada decoración infantil

Darle un nuevo aire a la habitación de tus hijos y preparar una feliz vuelta al cole no tiene por qué suponer un gran desembolso económico. Desde cambiar la posición de los muebles hasta elegir un nuevo color para las paredes, cualquier ligera transformación será muy positiva a la hora de afrontar el inicio de esta etapa con energías renovadas.

Lo que nunca debes perder de vista es que este espacio lúdico y personal también tiene que ser identificado como un espacio de trabajo y estudio, por lo que al elegir un tipo de decoración es conveniente tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Muebles ergonómicos: la mesa y la silla de estudio deben estar adaptadas a la estatura de tu hijo y a las características de su espalda, por lo que en esta etapa de su desarrollo se recomienda el uso de mobiliario regulable. Además de ergonomía es interesante que el escritorio tenga espacio suficiente para que pueda disponer de sus libros y cuadernos, siendo una muy buena solución la instalación de baldas o estanterías flotantes como esta propuesta que hemos encontrado en decopeques.com.

mobiliario infantil regulable

  • Buena iluminación: lo más conveniente es que las habitaciones de los niños tengan siempre una entrada de luz natural. Unas ventanas de PVC que aíslen la estancia del ruido, la contaminación y los cambios de temperatura, y que aporten la luminosidad suficiente para crear un espacio confortable. Los flexos y lámparas de noche deben ser de luz blanca para facilitar la lectura, mientras que las lámparas de techo pueden tener colores más cálidos que aporten sensación de protección, además de un toque original como este modelo visto en leroymerlin.es.

Lámpara habitación infantil

  • Orden: disponer de un adecuado espacio de almacenamiento, como puedes ver en este modelo de Ikea, es la principal garantía de que la habitación se va a mantener ordenada. Es importante que todas las pertenencias estén accesibles tanto en armarios como en cajoneras, para que los niños se sientan independientes en su espacio y aprendan a gestionarlo de manera ordenada.

Muebles almacenamiento habitacion niños

Convierte el comienzo del curso escolar en algo emocionante y prepara a los más pequeños de la casa para afrontar esta nueva etapa con ilusión y comodidad. Es un momento perfecto para el cambio y una muy buena excusa para renovar el aspecto de la habitación de tus hijos.

0/5 (0 Reviews)

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies