El papel pintado vuelve a estar de moda

Durante algún tiempo el sector de la decoración se olvidó de él. Pero superada esa etapa de abandono, el papel pintado ha regresado con fuerza para ponerle un toque de color y textura a las paredes de tu casa. ¿Quieres sacarle provecho a esta original manera de decorar tus habitaciones? Prepárate para un cambio de look en el hogar con los consejos que te ofrecemos en este post.

Una alternativa para la decoración de interiores que ha sabido reinventarse

Habrá quien todavía asocie esta técnica de decoración para las paredes con el estilo propio de los años 60 o 70, pero nada más lejos de la realidad. Si bien es cierto que la decoración con papel pintado sigue conservando ese toque vintage que la hace tan particular, el sector ha evolucionado de manera notable para adaptarse a estilos más modernos.

El papel pintado es una herramienta versátil y funcional que te permite rediseñar cualquier espacio sin la necesidad de invertir demasiado dinero, hacer obras o dedicarle un tiempo excesivo a la reforma.

Todas estas ventajas hacen del papel para las paredes una alternativa de decoración muy útil, sobre todo en aquellos casos en los que por cuestiones de espacio o de presupuesto las opciones para dotar de personalidad tus estancias son más limitadas.

El papel pintado está de moda

La nueva generación del papel pintado: diseño y versatilidad

La principal diferencia entre el papel pintado que se empleaba en el siglo pasado y el que marca tendencia en la actualidad está en el diseño. A pesar de que se siguen trabajando las impresiones lisas o con motivos tradicionales (flores, punteados, formas geométricas…), es mucho más común encontrarse con estampaciones más arriesgadas, llamativas combinaciones de color, fotografías y murales e incluso superficies texturizadas.

Estos avances en el diseño y la fabricación de papel pintado han permitido llevar este elemento a cualquier rincón de la casa, desde el dormitorio de los niños hasta el baño o la cocina. Ya no hay límites para la creatividad porque el material se adapta sin problemas a las condiciones de humedad, luminosidad o espacio de cada estancia.

Con todo, si no quieres convertir este cambio en un quebradero de cabeza, es mejor que contactes con un profesional que te asesore en la elección de materiales y que se encargue del proceso de colocación.

Cómo decorar tus habitaciones con papel pintado

La aplicación de estas coloridas láminas en tus paredes te permite obtener unos efectos visuales muy atractivos. Entre los usos y trucos decorativos más empleados, los más habituales son:

  • Destacar una pared sobre otra recurriendo al contraste entre tonalidades.
  • Crear un efecto de mayor amplitud en la estancia con papeles lisos o claros.
  • Generar diferentes ambientes en casa empleando la gran variedad de motivos y diseños existentes en el mercado.
  • Crear ambientes más acogedores mediante tonalidades cálidas.
  • Sacarle partido a la estética del mobiliario haciendo que este destaque sobre el papel pintado.
  • Corregir los pequeños desperfectos que hayan podido sufrir tus paredes como consecuencia de su desgaste natural (grietas, manchas, orificios…).

Para conseguir estos efectos, antes debes prestar atención al tipo de papel que vas a comprar y a las recomendaciones del propio fabricante en cuanto a su uso y aplicación. De manera general y atendiendo a su composición, el papel pintado doméstico se puede dividir en tres categorías:

  1. Papel gofrado: es un papel delicado, elegante y con acabados muy atractivos. Se coloca encolando tanto la superficie sobre la que se instala como el propio papel. Está compuesto de una única capa en la que cada vez es más habitual añadir una base textil para darle mayor resistencia. En cualquier caso, solo se recomienda su uso en zonas poco transitadas ya que es más delicado que otras variedades.
  2. Vinílico: la humedad o la incidencia de la luz natural no suponen un problema para esta categoría. Es un producto fabricado con base de papel y una capa de vinilo que lo hace muy resistente. Además, su colocación es más sencilla que en el caso del papel gofrado, tanto por las particularidades de su composición como por el tipo de encolado: solo hay que aplicarlo sobre el papel.
  3. TNT o Tejido No Tejido: lugares como el baño, la cocina o el salón requieren de un tipo de papel de pared más resistente. Son estancias en las que siempre hay gente, por lo que interesa instalar un producto duradero. Al estar fabricado con una base de textil y una capa de vinílico, el TNT es un papel de grandes prestaciones con el que ralentizará el desgaste natural de tus paredes. Para su colocación basta con encolar la pared.

Decoración de interiores con papel pintado

¿Cuánto cuesta decorar las paredes con papel pintado?

Si hay un rasgo característico en el mercado del papel pintado es su variedad. No te van a faltar ideas con las que añadir un toque muy personal a la habitación de tu bebé, al dormitorio principal, al salón o al despacho de casa.

El coste del material dependerá del tipo de papel que escojas. Como cifra orientativa, piensa que los rollos de papel se suelen comercializar con una medida estándar de 50 x 1.000 cm, con lo que con un solo rollo tendrías material suficiente para empapelar una superficie de 5 m2.

¿Cuánto mide la estancia o la pared sobre la que quieres hacer cambios? Multiplica altura por longitud para obtener esa cifra en metros cuadrados, añadiendo unos 5 centímetros más por cada lado para evitar ir demasiado justos.

En esto de la decoración con papel pintado se cumple esa máxima de que “siempre es mejor que sobre a que falte”, así que a la hora de comprar los rollos necesarios, añade algo más por los imprevistos que pudieran surgir.

En cuanto a precios, un rollo de diseño básico ronda los 40 euros, mientras que si optas por murales, fotografías o patrones más originales, el coste se puede incrementar hasta los 90 euros por rollo o más.

Por otro lado, cada tipo de papel tiene unas características particulares y un método de aplicación diferente. Si no te atreves a colocarlo tú mismo y prefieres asegurarte unos acabados perfectos, súmale a tu presupuesto unos 15 euros por metro cuadrado a colocar, que será lo que te cobre un profesional por sus servicios.

El papel pintado ha recuperado protagonismo en el hogar y cada vez son más los expertos en interiorismo que optan por esta alternativa de decoración.

Además de ser una opción limpia, sencilla y económica con la que dar un nuevo look a tus estancias, es una solución versátil para conseguir efectos visuales muy atractivos.

Las propuestas más modernas imitan a la perfección materiales como la madera, el ladrillo o el bambú e incluso son capaces de llevar a las paredes de tu casa impresionantes imágenes del mundo en forma de mural. ¿Ya te sientes inspirado? Atrévete con el empapelado y crea un nuevo concepto de decoración en tu hogar.

5/5 (1 Review)

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies