¿Ventanas de PVC o aluminio? Comparativa

Cuando te enfrentas a una obra nueva o a una reforma importante en tu vivienda, la elección de las ventanas suele tener un gran peso en el conjunto del proyecto. Estos elementos influyen de manera decisiva en la eficiencia energética de los espacios cerrados, por lo que tarde o temprano, siempre aparece la misma duda: ¿es mejor instalar ventanas de PVC o de aluminio?

En Alugal queremos ayudarte a despejar tus dudas y hemos preparado un artículo en tres partes con una explicación general sobre ambos tipos de carpintería, y una exhaustiva comparativa en la que vamos a estudiar todas las partes de la ventana y comparar las prestaciones, para que puedas enfrentarte a la compra de tus ventanas con toda la información que necesitas para decidir. ¡No te pierdas esta serie de tres artículos!

Factores que influyen en la elección de la ventana adecuada

Entre las ventanas de aluminio y las ventanas de PVC existen diferencias notables en cuanto al peso, la capacidad de aislamiento, la variedad de diseños o la durabilidad. Pero en ambos casos se trata de materiales de calidad, resistentes, ecológicos y de fácil mantenimiento.

En este sentido, podría decirse que recurrir a un tipo u otro de carpintería para las ventanas depende en gran medida del propio entorno y de las necesidades de tu hogar. A la hora de elegir, lo más recomendable es establecer una valoración global a partir de las características particulares de cada tipo de ventana y de las condiciones del lugar en el que se va a instalar.

ventanas-aluminio-vs-pvc

¿En qué circunstancias es adecuado instalar ventanas de aluminio?

1. Cuando la resistencia sea más importante que el aislamiento

Si hablamos de resistencia, el punto extremo serían esas regiones del planeta en las que se producen huracanes o terremotos con frecuencia. No obstante, no hace falta llegar a esos límites para comprobar la excelente resistencia del aluminio frente a fenómenos externos.

En zonas costeras o en lugares donde de forma habitual predomina el viento, la robustez de este material también se hace notar.

2. Zonas rurales de clima moderado

Entre las principales desventajas del aluminio están las características de su puente térmico que lo convierten en un material caluroso en verano y frío en invierno. Para solucionar este problema sería necesario recurrir a sistemas abatibles y con ruptura de puente térmico que resultan mucho más caros. Pero si las condiciones del entorno son moderadas durante todo el año y se trata de una zona tranquila (puesto que el aluminio no reduce el ruido con tanta eficacia como el PVC) podrías plantearte la instalación de este tipo de ventanas.

3. Cuando el color tiene mucho protagonismo

El aluminio suele presentar un aspecto más robusto y menos moldeable, por lo que los diseños no se caracterizan demasiado por su originalidad. Sin embargo, el aspecto del color juega a su favor: son marcos que admiten la posibilidad de ser pintados y ajustarse de manera casi exacta a la tonalidad que estás buscando.

¿Cuándo es preferible recurrir a las ventanas de PVC?

1. Hogares en zonas de clima continental

En aquellas zonas de inviernos fríos y veranos calurosos, el PVC ofrece una respuesta más eficiente desde el punto de vista de la optimización energética del hogar. El coeficiente de conductividad térmica de las ventanas de PVC es inferior al de las ventanas de aluminio. Esta característica permite evitar la condensación y mantener la casa fresca en verano y caliente durante el invierno. En combinación con un triple vidrio con cámara, las ventanas fabricadas en PVC aumentan notablemente esta capacidad.

ventanas-pvc-vs-aluminio

2. Zonas urbanas

Al igual que sucede con la temperatura, el PVC protege mejor el hogar frente a factores de contaminación acústica. Numerosos ensayos térmicos y acústicos realizados con aluminio y PVC demuestran que este último presenta unas mejores capacidades aislantes, alcanzando su máxima expresión en las ventanas de formato abatible y perfilería de triple junta.

3. Relación calidad-precio

El tipo de ventana y la complejidad del proceso de instalación son determinantes a la hora de establecer un precio. Pero sin entrar en detalles y en igualdad de condiciones, unas ventanas fabricadas en PVC resultan siempre más económicas que unas de aluminio. Por este motivo, en Alugal consideramos que las ventanas de PVC son más versátiles y ofrecen la mejor solución en aislamiento en la mayoría de las circunstancias.

Y hasta aquí llega la primera parte de esta serie de tres artículos en los que tratamos las diferencias entre el PVC y el aluminio para ayudarte a elegir la mejor opción para tu hogar. ¡No te pierdas el siguiente artículo «¿Ventanas de PVC o aluminio? Comparativa: partes de la ventana», que compone la segunda parte de esta serie de posts!

5/5 (1 Review)

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies