El mundo desde una ventana ovalada

Desde las alturas cualquier paisaje se ve diferente, especialmente si te encuentras a treinta mil pies del suelo y lo contemplas desde una pequeña abertura con forma ovalada. ¿Nunca te has preguntado por qué las ventanas de los aviones siempre tienen esa particular silueta? No se trata solo de una cuestión estética ni de un capricho de la ingeniería, sino que tiene una explicación científica perfectamente comprensible.

Los avances tecnológicos no han permitido luchar contra las leyes fundamentales de la Física que rigen la morfología de las ventanas de los aviones, pero sí han permitido que en breve las aerolíneas más lujosas empiecen a incorporar algunas atractivas novedades como las ventanas panorámicas para aviones. Un lujo reservado para unos pocos que, con todo, no se escapa de los paradigmas básicos del diseño que todos conocemos.

Particularidades de las ventanas de los aviones

¿Por qué las ventanas de los aviones son ovaladas? Para encontrar la explicación tenemos que remontarnos a la década de los 50 del pasado siglo, momento en el que comienzan los primeros vuelos regulares de las aerolíneas comerciales. Con la aviación en pleno auge, surge también la necesidad de investigar la aerodinámica del fuselaje y su seguridad.

¿Fueron siempre las ventanas de los aviones de esa manera? No, de hecho al comienzo los primeros modelos de aviones comerciales (los llamados Comet) tenían las ventanas cuadradas, pero una serie de accidentes relacionados con fisuras en el fuselaje hicieron sospechar que aquella no era la forma más adecuada para las ventanas de un avión.

Las formas ovaladas soportan mejor la presión

Durante la década de los ’50 se produjeron accidentes fatales en la aviación comercial. Se desconocían muchos datos importantes acerca de la influencia de la presión en el fuselaje de la aeronave durante el vuelo y a los ingenieros les faltaba por identificar muchos de esos aspectos para poder dar con la solución. Curiosamente, una de las claves de la seguridad de la estructura del avión estaba precisamente en la morfología de sus ventanas.

por que las ventanas de los aviones son ovaladas

Al elevarse a 10.000 o 12.000 metros de altura, las cabinas presurizadas de los aviones aplican tensión sobre los materiales de construcción, motivo por el que son de forma cilíndrica, ya que de este modo la presión se reparte de manera uniforme y perfecta. A partir de los 3.000 metros de altitud, la presión atmosférica es tan baja que de no existir presurización los pasajeros tendrían muchas dificultades para respirar oxígeno. La presurización es imprescindible para equilibrar las diferencias de presión existentes entre el exterior y el interior del avión y poder viajar de forma cómoda y segura a pesar de que existan dos atmósferas diferentes.

Todas esas formas redondeadas y cilíndricas no se correspondían con los vértices puntiagudos de las iniciales ventanas cuadradas. Este tipo de vidrios soportaban toda la presión en las esquinas y el riesgo de fisuras era muy elevado, como se demostró en los numerosos incidentes que se produjeron en esos primeros vuelos comerciales.

De manera que, al poco tiempo, la ingeniería aeronáutica optó por modificar la forma de estas ventanas y cambiarlas por ventanas ovaladas en las que la presión se repartía de manera uniforme por toda la superficie del vidrio, como ya sucedía con el resto de los elementos de la aeronave. El fuselaje se protege mejor con esta morfología, que prácticamente no se ha modificado en absoluto desde entonces, si bien es ahora cuando la ingeniería aeronáutica, al fin, se ha animado a incluir algunas variaciones en sus aviones más exclusivos.

¿Y ese diminuto agujerito de la ventana?

Si eres un viajero observador que además de mirar el paisaje por la ventana le dedica unos minutos a estudiar su estructura en sí, te habrás dado cuenta de otros pequeños detalles. Por un lado, está la ventana exterior, que es una parte estructural del fuselaje, es decir, un elemento primario del diseño del propio avión. Separada por un espacio entre ambas (variable en función del tamaño de la aeronave), estaría un panel interior que no resulta imprescindible para el fuselaje pero sí para la seguridad del vuelo, ya que es un elemento de protección de la ventana principal, que no entra en contacto directo con los pasajeros. En el caso poco probable de que la ventana exterior se rompiera, este también serviría para ralentizar la despresurización de la cabina.

En este panel habrás visto un pequeño orificio en la parte inferior. Recibe el nombre de respiradero y no es más que una válvula para equilibrar la presión existente en ese espacio central entre la ventana exterior y el panel interno. Al igual que en una casa, las ventanas son la parte más vulnerable de un avión y estos respiraderos sirven como elemento de seguridad para equilibrar la fatiga que sufren los materiales por efecto de la presión y para facilitar el paso de la humedad, lo que evita la condensación o la congelación de los vidrios.

Ventanas panorámicas en los aviones: exclusividad en el aire

Lo más novedoso en cuanto al diseño de las ventanas para aviones ha sido recientemente anunciado por Boeing, quien a partir de 2018 incorporará en algunas de sus aeronaves los diseños SkyviewPanoramic. Son ventanas de 137 x 46 centímetros, el equivalente a juntar tres ventanas comunes de un Boeing 737, el modelo más grande que se fabrica actualmente.

Estos diseños no llegarán a los vuelos comerciales, sino que estarán reservados a los aviones corporativos de la serie BBJ. Con todo, es la primera vez en la historia de la ingeniería aeronáutica en la que las ventanas de un avión crecen a lo ancho después de que hace ya unos años en el 787 Dreamliner se empezaran a fabricar algo más alargadas de lo habitual.

Ciencia y estética estrechan un poco más las distancias que las separan. ¿Será posible que, en un futuro cercano, contemplar el paisaje desde las alturas a través de ventanas mucho más amplias sea un lujo al alcance de todos?

5/5 (1 Review)

Quizá también te interese...

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies