Aire acondicionado portátil: qué debes saber antes de comprar

Se les conoce como pingüinos y, aunque no transformarán tu salón en un congelador, sí que te van a proporcionar una sensación de frescor muy agradable. Los equipos de aire acondicionado portátiles son una interesante alternativa de climatización para el hogar. Pero, como suele ocurrir, no es oro todo lo que reluce.

Conoce los pros y contras de estos aparatos antes de tomar una decisión.

¿En qué se diferencia un equipo de aire acondicionado portátil de un equipo de pared?

La principal diferencia entre los pingüinos y los aires acondicionados de pared es que, mientras estos últimos son equipos fijos que exigen la realización de obras en el hogar, los primeros son dispositivos portátiles que no requieren de instalación.

Pero la necesidad o no de obras no es la única diferencia importante entre estas dos alternativas para refrescar el interior de tu casa u oficina. Estas particularidades de diseño también implican un funcionamiento muy diferente.

Aire acondicionado instalado

Características de los aires acondicionados fijos

Los equipos de aire acondicionado de pared, también conocidos como aires acondicionados split, se componen de dos unidades. Una se ubica en la parte exterior de la vivienda y otra en el interior (el split). Esta separación permite tratar de forma independiente las dos categorías de elementos que componen el sistema de climatización:

  1. Parte caliente: los elementos más destacados son el compresor y el condensador, dos de los componentes más voluminosos y ruidosos de este tipo de sistemas de aire acondicionado. No en vano, esta es la unidad que se coloca en el exterior de las viviendas, ocupando un espacio considerable y modificando el aspecto de la fachada.
  2. Parte fría: en el interior de la vivienda se coloca el split, que es ese aparato alargado y de diseño atractivo que se fija en la pared y a no mucha distancia del techo. El split está integrado por un evaporador y un ventilador. Juntos se encargan de hacer que el aire frío generado por la unidad se distribuya por la estancia.

Características de los aires acondicionados portátiles

Un equipo de aire acondicionado sin instalación es una alternativa todo en uno. Se compone de una sola unidad en cuyo interior se encuentran tanto los elementos de calor (compresor y condensador) como los de frío (evaporador y ventilador). El resultado es una versión mucho más compacta del aire acondicionado convencional, con un diseño moderno y elegante que se adapta a cualquier estilo de decoración y que puedes emplear en cualquier lugar de la casa (o casi).

Tipos de aire acondicionado portátil según su funcionamiento

El objetivo de cualquier equipo de aire acondicionado, ya sea en la versión split o en la alternativa sin obras, siempre es el mismo: transformar el aire absorbido en un flujo de aire fresco que permita mantener las estancias a una temperatura más agradable.

En la realización de este proceso se genera calor o condensación. Los aires acondicionados convencionales solucionan este problema mediante el empleo de unidades externas a la vivienda pero, ¿cómo se resuelve en el caso de los equipos portátiles? Hay tres tipos de solución:

  1. Sistema de tubo único: las rejillas de la unidad absorben aire caliente de la propia habitación, los elementos de interior lo comprimen para transformarlo en aire frío y este es devuelto a la estancia por la ranura principal del aparato. El aire caliente generado en el proceso se expulsa al exterior por un tubo que se ajusta a la abertura de una ventana, normalmente corredera.
  2. Sistema de tubo doble: el empleo de dos tubos, uno para la toma de aire de condensación y otro para la evacuación de aire, agiliza el proceso de refrigeración. El sistema de doble conducto es más similar al de los splits y más eficiente en tanto que la entrada/salida de aire por diferentes conductos permite optimizar ese flujo circulante de aire caliente/frío/caliente.
  3. Sistema evaporativo: los equipos portátiles de climatización evaporativa prescinden de tubos porque durante su funcionamiento no se produce un intercambio de calor con el entorno. Se basan en el enfriamiento adibático que consiste en evaporar el agua del ambiente. Un ventilador interior se encarga de lanzar al exterior ese nuevo chorro de aire que eleva la humedad en el ambiente y lo refresca. Alcanzado el punto máximo de humedad, el aparato deja de producir más aire fresco.

Ventajas del aire acondicionado portátil

  • Te ahorras las molestias de hacer obras en casa. Todo lo que necesitas es disponer de una ventana en la estancia en la que vas a colocar la unidad, ¡y a veces ni eso!
  • Su uso no está limitado a una única estancia de la casa. Son unidades provistas de ruedas que puedes trasladar cómodamente a cualquier lugar (¡incluso a otra vivienda!) en función de las necesidades de cada momento.
  • Cumplen con creces todas las expectativas de refrigeración en espacios pequeños en los que no compensa instalar un aire acondicionado de pared.
  • Son un importante ahorro económico frente al gasto que supone la instalación de un equipo de aire acondicionado convencional.
  • Obtienes un buen nivel de temperatura en habitaciones de entre 15-20 m2 con un consumo inferior al que supondría emplear un aire acondicionado fijo en el mismo espacio.
  • Las tareas de mantenimiento son sencillas y para llevarlas a cabo no tendrás que buscar la ayuda de un técnico frigorista. Con un mantenimiento regular y un cambio de filtro en el momento apropiado, tu pingüino puede funcionar sin problemas durante 15 años.
  • ¿Necesitas un equipo compacto y versátil? Esta es una estupenda alternativa. Los modelos multifunción ofrecen numerosas prestaciones para un control más exhaustivo de todas sus propiedades y pueden generar tanto frío como calor.

Aire acondicionado portátil

Desventajas del aire acondicionado portátil

  • No es una solución eficiente en grandes superficies. Para alcanzar un nivel de temperatura óptimo tendrías que emplear demasiado tiempo y potencia, algo que puede elevar la factura de la luz de manera considerable.
  • El funcionamiento es más ruidoso que el de un aire acondicionado de pared. Piensa que todos los elementos que permiten la refrigeración del aire se encuentran debajo de la carcasa, mientras que un equipo convencional lo hace en una unidad ubicada en el exterior que evita que tengas esos ruidos en casa.
  • La portabilidad de estas unidades es algo relativa. Algunos equipos son realmente compactos y fáciles de mover. Pero si buscas mucha potencia, frigorías y un gran alcance, es probable que te encuentres con un aparato de mayor peso y tamaño de lo que imaginabas.
  • El rango de precios de estos dispositivos es muy amplio y puedes conseguir un buen equipo a partir de 250 €. Sin embargo, si quieres ahorrar en la factura de la luz te conviene invertir en un equipo con sistema inverter que regule el funcionamiento del compresor. Esto hará que el presupuesto se eleve.

¿Te conviene comprar un equipo de aire acondicionado portátil?

La idoneidad de un equipo de aire acondicionado portátil depende de múltiples factores. Antes de lanzarte a por la compra de uno de estos productos, te conviene analizar con detenimiento las ventajas y desventajas que presenta y en qué medida se adapta realmente a tus expectativas.

Con todo, hay varias circunstancias en las que estas soluciones de refrigeración sin obras son una opción rentable que no deja lugar a dudas:

  • Pisos de alquiler en los que, a pesar de que el propietario te dé su autorización, no parece muy lógico instalar un aire acondicionado que no podrás llevarte si cambias de opinión (o te resultará casi tan costoso como instalarlo).
  • Segundas residencias en las que solo te alojas durante algunas semanas al año. Amortizarás antes la inversión de un aire acondicionado portátil que la de un equipo fijo, que además exige un mayor mantenimiento.
  • Edificios de viviendas en los que no dispones de la autorización de la comunidad de vecinos para realizar las obras necesarias. Como no requieren de instalación, no dependes de la opinión de otros.

¿A quién no le gusta disfrutar de la temperatura perfecta dentro de casa? Un aire acondicionado portátil puede ser una solución apropiada, pero no la única. Más allá de las prestaciones que te ofrecen estos aparatos, la eficiencia térmica de un hogar y la sensación de bienestar que esta te proporciona depende en gran medida de unos buenos cerramientos. Invierte en ventanas de aluminio o de PVC para garantizarte el confort en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad. *

Responsable: Alberto Gallardo.
Finalidad: Atender solicitudes de información, consultas y envío de presupuestos relacionados con la contratación de nuestros servicios. Envíos puntuales de boletines con información comercial y/o de utilidad para el cliente.
Legitimación: Consentimiento expreso del interesado.
Destinatarios: Personas físicas o jurídicas directamente relacionadas con el Responsable encargado del tratamiento, adheridas al acuerdo EU-US Privacy Shield aprobado por el Comité Europeo de Protección de datos. Salvo obligación legal no se ceden datos a terceros.
Derechos: A obtener información clara y veraz sobre el tratamiento de tus datos; derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos, portabilidad, limitación u oposición al tratamiento. Puedes ejercerlos de forma gratuita dirigiéndote a info@alugalventanas.es. Tienes derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas y a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: Toda la información detallada en nuestra política de privacidad.
Ir arriba