Un-lofting: vuelven las paredes interiores, pero con mucha luz

Durante algunos años los espacios abiertos y diáfanos llevaron la voz cantante en lo que a decoración funcional se refiere. Sin embargo, de un tiempo a esta parte son cada vez más las tendencias de interiorismo que apuestan por una nueva manera de zonificar el espacio. Con la corriente un-lofting regresan las paredes interiores como elemento de distribución, pero lo hacen con algunas particularidades que conviene no perder de vista si quieres obtener el perfecto equilibrio entre privacidad y extroversión.

Pocas veces se había puesto en duda el carácter funcional de los lofts, esas grandes superficies sin paredes ni tabiques interiores en los que la luz campa a sus anchas.

Triunfaba por entonces el open plan, el concepto de que cuantos menos elementos poblaran las estancias de una casa, más cómoda y pragmática sería su ordenación. El problema es que ni todos los espacios están concebidos para este tipo de distribución 100% abierta ni todos los propietarios familiarizados con lo que esta conlleva.

un-lofting vuelven paredes
Un-lofting, vuelve la zonificación por espacios

El open plan pasó a la historia con los nuevos espacios multiusos

Así, esos modernos inmuebles en los que erigir una pared era considerado un crimen contra el interiorismo, poco a poco se tuvieron que ir adaptando a nuevas corrientes de estilo que reclamaban otras técnicas para zonificar el espacio. ¿Por qué eliminar del todo las paredes cuando son elementos arquitectónicos que pueden dar mucho juego a nivel estético?

Esta renovada perspectiva del espacio y sus dimensiones sirvió para ir forjando la nueva tendencia que definiría los espacios multiusos más actuales: el un-lofting. Una modalidad de distribución en la que las paredes no son ni más ni menos importantes que el resto de estructuras arquitectónicas de una estancia. Simplemente son las justas y necesarias.

¿Una vivienda transformada en loft o un loft transformado en vivienda?

Cuando abordamos el concepto de un-lofting, en cierto modo, es como cuando nos enfrentamos al dilema de la gallina o el huevo. ¿Qué fue primero?

Y es que los inmuebles que siguen esta tendencia en la distribución del espacio en ocasiones son lofts que quieren recuperar parte de la esencia de las viviendas tradicionales y en ocasiones son pisos convencionales en los que se ha querido apostar por el toque moderno y distinguido de los lofts. Primera gran ventaja de esta corriente de interiorismo: funciona en ambas direcciones.

Esto se debe a que no se trata de un concepto basado en absolutos sino que busca el equilibrio y el empleo de recursos en su justa medida. Un loft puede ganar mucho en intimidad, privacidad y tranquilidad cuando el espacio se segmenta empleando tabiques decorativos o ventanas interiores de grandes dimensiones que permitan conservar la esencia de amplitud de este tipo de inmuebles.

Por otro lado, un piso convencional se acercará un poco más al concepto moderno y funcional de la estética industrial si en lugar de emplear los muros tradicionales recurre a biombos, ventanales o puertas correderas para establecer los límites en la distribución de las estancias. Tal vez de este modo no se gane espacio, pero sí se logra un efecto de amplitud mucho más cercano a las sensaciones que transmite el loft que a las que genera un piso de arquitectura clásica.

diseño un-loft interiorismo

Las claves de la decoración un-loft

Existe cierto temor a la hora de colocar elementos divisorios en las viviendas de dimensiones reducidas. Las originales técnicas de decoración un-loft ayudan a disipar estas dudas y proporcionan una imagen mucho más atractiva del espacio sin comprometer la superficie útil de la vivienda. ¿No tienes metros cuadrados suficientes para disponer de más de una habitación en tu piso? No te preocupes: existen otras muchas alternativas para que no tengas que renunciar al lujo de abrir y cerrar puertas dentro de casa?

Cuanto más pequeño sea el inmueble, más se evidencia el efecto visual de este tipo de distribución. Es un estilo flexible que se adapta con facilidad a los gustos y necesidades específicas de cada propietario, aunque a grandes rasgos se puede identificar por las siguientes particularidades:

  • Áreas privadas: la delimitación física de los espacios interiores suele quedar restringida a tan solo dos áreas, la del baño y la del dormitorio. En estos casos, cuando hablamos de delimitación nos referimos a la presencia de una puerta o elemento similar que no solo identifique una frontera entre espacios sino que limite el acceso a estos. Una circunstancia algo particular es la que se da entre la cocina y el salón, que también pueden estar separados a pesar de compartir un mismo ambiente cuanto entre ambos se emplean mamparas, estores, biombos traslúcidos o ventanas.
  • Materiales: aunque el diseño un-loft admite todo tipo de materiales, por lo general se opta por opciones divisorias de poco peso. Estas transmiten una sensación de ligereza y amplitud mucho mayor. ¿Un ejemplo? Muchas de las ventanas interiores de este tipo de inmuebles no van montadas con vidrios sino con láminas de policarbonato que aligeran su peso. No obstante, la conexión visual entre espacios también se puede lograr mediante el empleo de las tradicionales carpinterías metálicas con un toque industrial junto al vidrio blanco laminado e incluso con alternativas menos frecuentes como el vinilo, el papel o las láminas de madera.
  • Mobiliario: la tendencia general es reducir el mobiliario a su mínima expresión. Los espacios multiusos divididos con elementos físicos ya arrastran el peso extra de esas separaciones, por lo que no conviene sobrecargarlos con un exceso de muebles u objetos decorativos. El un-loft debe mantener su esencia funcional y versátil, aprovechando al máximo la estructura de la vivienda. El efecto estético se puede buscar a través de otros recursos que no impliquen la integración de nuevos elementos o que aprovechen el espacio aéreo y vertical, como es el caso de las lámparas, las plantas colgadas, los mosaicos en el pavimento o los diseños murales.
  • Luz: si en cualquier inmueble la iluminación es la clave de una correcta zonificación, en un espacio un-loft su importancia es todavía mayor. Si has tenido en cuenta el empleo de materiales ligeros y translúcidos así como la eliminación de objetos y mobiliario que limiten la permeabilidad visual del inmueble, trabajar con la luz no te resultará nada complicado. Cuando no hay hacinamiento de elementos, la luminosidad se escurrirá por cada rincón de la vivienda de forma natural. Puedes modificar su trayectoria o su intensidad empleando paneles traslúcidos, materiales y textiles de colores claros con algunas notas de contraste o puntos de iluminación artificial estratégicamente colocados bajo repisas o estanterías para que no ocupen un espacio adicional en la decoración.

La corriente de apariencia industrial que en su momento favoreció al desarrollo de la estética diáfana de los lofts no se pierde del todo con este nuevo concepto en la distribución del espacio. El un-loft no representa en sentido estricto todo lo contrario a la zonificación de las estancias sin la inclusión de elementos arquitectónicos. Es más un punto intermedio entre ambos extremos. Una fórmula con la que se amplían de manera notable los recursos decorativos disponibles a la hora de repartir el espacio de un inmueble, recuperando la presencia de las paredes y dotando de especial protagonismo a la luz, los muros de vidrio y la puertas y ventanas correderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad. *

Responsable: Alberto Gallardo.
Finalidad: Atender solicitudes de información, consultas y envío de presupuestos relacionados con la contratación de nuestros servicios. Envíos puntuales de boletines con información comercial y/o de utilidad para el cliente.
Legitimación: Consentimiento expreso del interesado.
Destinatarios: Personas físicas o jurídicas directamente relacionadas con el Responsable encargado del tratamiento, adheridas al acuerdo EU-US Privacy Shield aprobado por el Comité Europeo de Protección de datos. Salvo obligación legal no se ceden datos a terceros.
Derechos: A obtener información clara y veraz sobre el tratamiento de tus datos; derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos, portabilidad, limitación u oposición al tratamiento. Puedes ejercerlos de forma gratuita dirigiéndote a info@alugalventanas.es. Tienes derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas y a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: Toda la información detallada en nuestra política de privacidad.
Ir arriba