Por qué no todas las ventanas de aluminio son ventanas Climalit

Algunas marcas llegan a hacerse tan conocidas que sus nombres terminan empleándose como concepto. Es el caso de Climalit, un tipo de acristalamiento que se ha popularizado gracias a que «ventanas Climalit» es un término que (erróneamente) se aplica para hablar de las ventanas de aluminio en general. Sin embargo, ni todas las ventanas de aluminio son ventanas Climalit ni cualquier carpintería es apta para explotar al 100% las prestaciones propias de los cristales de la marca Climalit. En este post te mostramos por qué.

Una solución de acristalamiento muy específica

Seguro que en más de una ocasión has oído a alguien referirse a las ventanas Climalit como si se tratara de un determinado tipo de cerramiento. Lo que muy pocos saben es que esta denominación no se refiere al modelo de ventana en sí, sino al tipo de vidrios que esta lleva incorporados.

Climalit no es una variante de ventana como podrían ser las de PVC, aluminio o madera. El término tampoco hace referencia a un sistema de apertura o a un determinado diseño. Lo primero que hay que dejar claro es que se trata de una marca comercial creada por Saint-Gobain Cristalería S.L., una empresa especializada en la fabricación de acristalamientos.

Por asociación de ideas, cuando de manera generalizada se habla de “ventanas de tipo Climalit”, sabemos que se está haciendo referencia a las ventanas con doble acristalamiento. Pero la realidad es que, en sentido estricto, este concepto no se refiere al conjunto de la ventana sino a sus cristales.

Ventanas Climalit listas para instalar

Características de las ventanas Climalit

En el mercado existen otras marcas que ofrecen productos similares en precio y calidad, como Guardian Sun, pero solo Climalit ha conseguido ser vinculada, de forma genérica, a una modalidad de acristalamiento. Otro aspecto curioso de esta generalización es que ni siquiera existe un único formato de las denominadas ventanas Climalit. La empresa fabricante ofrece diferentes soluciones de acristalamiento en función de las necesidades del usuario, y da a escoger entre diferentes niveles de:

  • Confort térmico: desde los niveles básicos hasta el máximo ahorro energético para el hogar.
  • Aislamiento acústico: cristales adaptados a la tranquilidad de las zonas rurales y al ajetreo de las áreas urbanas.
  • Seguridad y protección: vidrios para ventanas que no necesitan seguridad adicional, para proteger a personas y bienes frente a eventuales roturas.

Cristal climalit: un vidrio de altas prestaciones para distintos tipos de carpintería

Con independencia de estas particularidades, la característica que mejor define a las ventanas Climalit es el doble acristalamiento. Este se compone de dos vidrios entre los cuales se sitúa un perfil separador encargado de delimitar una capa estanca compuesta de aire o de gas. Esta es la principal diferencia entre una ventana tradicional de cristal monolítico (un único vidrio), y una de vidrio doble o doble acristalamiento.

Las prestaciones del doble acristalamiento que ofrece la marca Climalit varían en función de la configuración que escoja el cliente. La más común es la de la combinación 4/12/4, que implica que entre dos láminas de vidrio de 4 mm de espesor, se sitúe una cámara separadora de 12 mm. Mientras mayor es el grosor de los vidrios y mayor la amplitud de la cámara interior, mayores serán las propiedades aislantes de la ventana.

No obstante, siempre hay un límite. Si se montan cristales demasiado gruesos y se dejan distancias excesivas entre ellos, la ventana no solo resultará más pesada sino menos eficiente. Por este motivo, los fabricantes suelen recomendar tres tipos de combinaciones: la 4/12/4, la 6/12/4 y la 6/16/4 en casos muy particulares.

Las diferentes configuraciones de vidrios para ventanas que ofrece la marca pueden ser utilizadas en diferentes tipos de carpintería, como es el caso de las ventanas de PVC y/o las de aluminio. Por este motivo, el concepto «ventanas Climalit» no responde a un tipo específico de cerramiento, sino a una configuración concreta de vidrios, de la marca Climalit.

Cómo mejoran una ventana los cristales Climalit

El Código Técnico de la Edificación exige que todas las nuevas construcciones lleven incorporadas ventanas de doble acristalamiento. Esta normativa ha hecho que la empresa Saint-Gobain se encuentre una vez más a la vanguardia en el diseño de este tipo de cristales. Durante la última década, la línea básica de Climalit ha ido evolucionando con el propósito de mejorar las prestaciones de su producto estrella. Los ejemplos más evidentes de esta constante evolución son nuevos productos como SGG Climalit Plus y Planitherm Super S, que incorporan capas adicionales para mejorar el rendimiento del cristal.

Pero más allá del hecho de que esta marca haya sido la pionera en la fabricación del doble acristalamiento, son muchas las ventajas que avalan la calidad y eficiencia de estas soluciones aplicadas en las ventanas de un hogar:

  • Mejores ventanas ClimalitAhorro de energía: el doble acristalamiento con cámara aislante implica una evidente mejora del aislamiento térmico. El flujo entre temperaturas entrantes y salientes se reduce, por lo que calentar o enfriar una estancia requiere una menor cantidad de energía.
  • Confort térmico: durante invierno y verano, las ventanas de hojas simples provocan una sensación térmica inferior o superior a la del resto de la estancia (“efecto pared fría” y “efecto radiador”). El empleo de dobles cristales con aislamiento térmico reforzado regula la temperatura en estas dos situaciones, impidiendo que la superficie del vidrio interior se caliente o se enfríe en exceso.
  • Reducción de la condensación: sobre la superficie de los cristales tradicionales, la humedad forma gotas de agua que al enfriarse provocan un incremento de la sensación de frío en las habitaciones. Con el doble acristalamiento se bloquea la formación de condensación porque la cámara interior entre los vidrios funciona como aislante e impide la aparición de humedad.
  • Calidad acústica: una barrera de mayor grosor se interpone entre el interior de la casa y lo que sucede afuera. De este modo, se neutralizan gran parte de los ruidos que se generan en la calle.
  • Aumento de la seguridad: los vidrios de una ventana con doble acristalamiento van sellados de un modo especial, más apretado que en una ventana convencional. Romperlos no solo resulta más complicado porque haya doble cristal, sino porque el conjunto es, además, mucho más resistente.
  • Protección frente al exceso de luz y calor: cuando la luz y el calor inciden de manera prolongada sobre determinadas superficies (muebles, tejidos, cristalería) pueden acelerar su deterioro. Las ventanas con cristales Climalit reducen los efectos más comunes de la exposición a la luz natural.

El hermetismo que aporta este tipo de vidrios a las ventanas supera con creces el de cualquier otro sistema de acristalamiento. Con todo, para que el resultado del conjunto funcione de manera óptima siempre hay que tener en cuenta otros aspectos del cerramiento como la perfilería, el tipo de apertura, los herrajes, el material de fabricación y/o si hay o no hay persiana y la calidad de esta última.

Por lo que, aunque una ventana Climalit no existe como tal, como tipo de cerramiento, en el sentido más amplio de la palabra, podríamos considerar que es aquella que combina de manera eficiente las opciones de cristal de altas prestaciones, propuestas por Climalit, junto a la configuración de carpintería que mejor se adapte a las características de peso y grosor de sus vidrios, para ofrecer el mejor resultado.

5/5 (1 Review)

Quizá también te interese...

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies