Transforma tu casa en un árbol con la nueva pintura que absorbe el CO2

Alugal

¿Imaginas lo ecológico que resultaría que las casas empezaran a funcionar como árboles? El proyecto Mi casa es un árbol de la empresa Graphenstone se ha propuesto transformar las ciudades en bosques de una manera muy original: empleando pintura compuesta a base de cal artesana y fibras de grafeno, gracias a los que los hogares se convierten en receptores de CO2 y contribuyen a purificar el aire que respiramos.