Nest, el termostato inteligente que Google sabe que necesitas

Seguro que ahora solo prestas atención al termostato de tu hogar en el momento en el que tienes que realizar alguna modificación en el control de temperatura. Sin embargo, las nuevas alternativas orientadas a la creación de casas domotizadas, han conseguido que estos elementos cobren mayor importancia e incluso se integren en la decoración del hogar.

Es lo que sucede con Nest, el termostato inteligente que aunque solo ocupe un pequeño espacio en la pared, puede convertirse en un protagonista de peso en la climatización de tu casa. A continuación nuestra revisión sobre el termostato inteligente que Google quiere instalar en cada casa.

Nest: la startup fundada por el creador de iPod

Para conocer los orígenes de este singular artefacto tenemos que remontarnos a 2010, año en el que Tony Fadell (quien dirigió el desarrollo de iPod en Apple) decidió aventurarse en el sector de los artículos destinados a la domótica.

Así nacía Nest, una startup que, como todas las que de forma directa o indirecta están relacionadas con la multinacional de Steve Jobs, estaba destinada a tener éxito. Y así fue: el producto desarrollado por Fadell para el control de la temperatura del hogar no tardaría en convertirse en uno de esos artículos imprescindibles en los domicilios norteamericanos que deseaban una transformación hacia espacios más confortables y eficientes.

Con posterioridad, la idea de Fadell fue adquirida por Google por algo más de 3.000 millones de dólares y, tras tres generaciones, ha aterrizado en el mercado español para elevar las expectativas de los consumidores más exigentes.

El termostato inteligente que te ayuda a ahorrar en tu factura de la luz

nest termostato inteligente ahorrar factura luzGracias a su atractivo diseño, este termostato inteligente cumple con todos los requisitos para ser un elemento decorativo más en tu hogar, además de ejercer sus funciones.

La evolución de este dispositivo durante los siete últimos años ha derivado en la creación de un artículo discreto en cuanto a su volumen y elegante en lo que a su apariencia se refiere. La tercera generación de esta herramienta presenta un tamaño más reducido que la anteriores, apenas sobresale unos centímetros de la pared y está provista de una pantalla brillante de 2,1 pulgadas desde la que puedes acceder a infinidad de menús.

Está disponible en 4 colores (blanco, negro, cobre y metálico) y provisto de un sensor para encenderse de manera automática y mostrarte la temperatura cuando te pones delante, además de reconocer si está recibiendo luz directamente para que este factor no influya en un control efectivo de la temperatura del hogar.

Entre las principales características de Nest destacan:

  • Funciones automáticas de apagado y encendido programables.
  • Gestión del dispositivo a través de una aplicación desde smartphone.
  • Sistema de navegación intuitivo (naranja para la calefacción y azul para el aire acondicionado).
  • Control por voz a través del asistente Alexa (Amazon) y Google Home.
  • Informes estadísticos sobre el ahorro en consumo de kilovatios.
  • Integración entre el termostato inteligente y otros productos de la compañía como cámaras de seguridad o detectores de humo.

Tal vez el único ‘pero’ de esta herramienta es que no dispone de sensores de temperatura remotos. Esto quiere decir que el dispositivo toma referencias en un único punto de la casa, lo que puede generar algún desequilibrio entre las diferentes estancias.

UN MISMO TERMOSTATO, DIFERENTES PERFILES

Uno de los problemas más comunes que presentan los termostatos convencionales es su incapacidad para adaptarse a las circunstancias del interior de tu casa en cada momento. ¿Qué pasa cuando te vas? ¿Qué pasa cuando toda la familia sale de paseo y solo queda una persona dentro?

Los estudios de domótica y eficiencia energética realizados por Fadell y posteriormente por los investigadores de Google, revelaron que era en estos momentos en los que el equilibrio de la temperatura en el interior de casa corría más riesgo y, en consecuencia, el ahorro en recursos para mantener un ambiente estable.

Con la llegada del termostato inteligente también estos problemas se han quedado en el pasado. Nest permite crear diferentes perfiles de usuario y asociarlos a un smartphone para detectar la presencia de personas en casa y ajustarse a esas condiciones o apagarse de forma automática en caso de que no haya nadie.

Una instalación sencilla para el control de la temperatura del hogar

Sustituir tu termostato de siempre por un termostato inteligente podría plantearse como un reto demasiado complicado para una persona sin conocimientos técnicos. ¿Dónde va este cable? ¿Cómo coloco este tornillo? ¿Lo habré hecho del modo correcto?

Por suerte, Nest simplifica al máximo este proceso para que no lleve más de media hora tener el termostato conectado y programado, listo para funcionar empezar a ahorrar en la factura de la luz.

Al tratarse de un sistema compatible con todos los sistemas de calefacción convencionales (bombas de calor, calderas de gasoil, de gas, de condensación…), no vas a tener ningún problema a la hora de realizar el cambio, cubrir los agujeros del anterior termostato con el panel embellecedor que se adjunta en la caja y ajustar los parámetros al tipo de vivienda y de calefacción que utilizas.

Y si quieres mejorar aún más el rendimiento de este termostato inteligente, ya sabes que las ventanas de tu hogar son el punto por el que más aire se escapa y el que más dificulta un control de temperatura eficiente. Puedes evitar esta pérdida de energía utilizando ventanas de PVC con estructuras optimizadas, varias cámaras de aislamiento y vidrios de calidad.

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies