Mantén a raya a los insectos instalando mosquiteras

Con el verano a la vuelta de la esquina, los días son cada vez más largos y las temperaturas más agradables. Este panorama hace que den ganas de mantener las ventanas abiertas, airear la casa y aprovechar hasta el último momento la estupenda brisa de las tardes estivales. Los mosquitos, las moscas y otros insectos no tienen por qué suponer un problema si preparas tus ventanas para bloquearles la entrada a casa.

Una solución infalible para evitar insectos en el hogar

Tan cierto es que resulta muy agradable mantener las ventanas abiertas durante una noche calurosa como que la presencia de mosquitos puede arruinar tu descanso. Por suerte, disfrutar del verano en el interior de tu hogar no necesariamente significa abrir la puerta a los insectos.

La solución más sencilla, económica y ecológica es la utilización de mosquiteras en puertas y ventanas. Una barrera de protección que apenas modifica el aspecto de tus cerramientos y que te previene de la visita insectos indeseados, sin que tengas que renunciar a ventilar tu casa en cualquier momento del día.

A pesar de que suelen ser más utilizadas durante el verano, lo cierto es que en las zonas más cálidas y húmedas el uso de mosquiteras es una solución útil durante cualquier época del año y en cualquier estancia de la casa. Su instalación, además de minimizar la presencia de insectos en el hogar también limita hasta cierto punto la entrada de polvo y suciedad.

Evitar insectos en el hogar

¿Qué tipos de mosquiteras existen en el mercado?

Con la variedad de modelos de mosquiteras que se comercializan hoy en día no vas a tener ningún problema a la hora de encontrar el formato más adecuado para tus puertas o ventanas. Hay soluciones aptas para cualquier tipo de cerramiento con independencia de sus dimensiones o del sistema de apertura que empleen.

  • Fija: la tela protectora va montada en un marco de aluminio que se encaja a la ventana. El montaje es fácil, pero se trata de una instalación permanente que no puedes extraer cuando consideres que ya no es necesaria.
  • Extensible: cuando la mosquitera va a ir instalada en un cerramiento provisto de persiana, esta puede ser una opción interesante. Se coloca de manera que cubra un determinado espacio entre la persiana y la parte baja, por lo que solo proporciona una apertura parcial.
  • Corredera: los modelos de mosquiteras correderas tampoco permiten una apertura total. La diferencia con respecto a las anteriores es que en este caso la limitación está marcada por el movimiento horizontal de las hojas de la puerta o la ventana en la que van instaladas. Para su correcta colocación es necesario que el espacio disponga de carriles, por lo que está indicado para puertas y ventanas correderas.
  • Cortina: la tela de protección cuelga desde la parte alta de la abertura hasta la parte inferior. Es una alternativa muy sencilla, pero no es la más recomendable si quieres evitar insectos rastreros ya que la parte de abajo se puede abrir con el aire.
  • Enrollable vertical: es la solución más demandada en la actualidad. Tal vez su instalación resulte algo más compleja si la intentas colocar sin ayuda de un profesional, pero sus resultados son excelentes. Este sistema de cierre y apertura funciona de forma vertical y te permite disfrutar de las ventajas de tu mosquitera cuando lo consideres necesario, dejando el hueco libre en el caso de que no te haga falta esta protección.
  • Enrollable Premium: ofrece resultados de mayor calidad que la mosquitera enrollable clásica al estar provista de frenos de serie para un mayor control de la apertura y el cierre. Este freno funciona de manera progresiva, evitando que el muelle de recogida eleve la mosquitera de un solo golpe, lo que podría provocar daños en la tela e incluso en la persona que la está manipulando.
  • Plisada: se desplaza sobre unas guías de tipo oruga ubicadas en la parte inferior y se va doblando en horizontal como un acordeón. Se puede emplear tanto en puertas como en ventanas pero, por su sistema de apertura y cierre, hay que prestar mucha atención al manipularlas.
  • Enrollable lateral: es un híbrido entre las enrollables verticales y las plisadas. Una mosquitera muy funcional que se desplaza sobre guías superiores e inferiores y que se puede desmontar con facilidad para guardarla mientras no la utilizas dejando las guías en su posición para cuando vuelvas a colocar tu mosquitera en el futuro. Se emplea sobre todo en puertas paralelas y osciloparalelas.
  • Abatible o batiente: el marco va encajado en un lateral y la mosquitera se abre hacia la izquierda o hacia la derecha, empujando en el sentido de la hoja. Este producto se suele emplear sobre todo en puertas que dan al patio o a una terraza.
  • Con velcro: si solo vas a hacer un uso ocasional de estas mallas de protección, es posible que te interese la opción de las mosquiteras con velcro. Con ellas consigues unos resultados tan buenos como con el resto de modelos, con la ventaja de que puedes quitar y poner la tela tantas veces como quieras ya que va pegada con velcro al marco de la ventana.
  • Motorizadas: son la opción deluxe de las mosquiteras, con precios más elevados pero también con un rendimiento excelente. Su funcionamiento está automatizado y garantizan un enrollado perfecto, por lo que son muy útiles en puertas o ventanas de grandes dimensiones.

¿Cuánto debe medir la mosquitera?

El tipo de mosquitera y su tamaño son dos aspectos que se relacionan entre sí. Para asegurarte de que has hecho la mejor elección, no solo deberás atender al tipo de apertura sino a las dimensiones del hueco en la que vas a instalarla. ¿Cómo calcular el tamaño de la mosquitera? Es tan sencillo como medir la distancia en vertical y en horizontal.

En el caso de que te decantes por las mosquiteras que se enrollan verticalmente, deberás tener en cuenta algunas consideraciones adicionales. Puesto que son modelos integrados en un cajón, tendrás que restar del tamaño total las dimensiones de este, así como el espacio que ocupan las guías laterales por las que desciende la tela y el perfil inferior que termina de cerrar el hueco.

Tipos de mosquiteras

Prohibida la entrada a insectos en esta casa.

Por otro lado, ten en cuenta que no siempre es necesario instalar mosquiteras en todos los cerramientos de la casa. Dependiendo de la orientación y de lo que tengas cerca de la ventana, tal vez puedas ahorrarte la molestia inicial de colocar este tipo de accesorios de protección.

Lo habitual es emplearlas solo en aquellas partes de la casa en las que exista un riesgo real de que los insectos lo tengan muy fácil para colarse. Aplicando esta lógica, es muy probable que queden excluidas estancias como la habitación de invitados, puesto que apenas se utiliza, y en general todas aquellas en las que hay menos actividad por la noche o que no necesitan una ventilación especial.

Telas para mosquiteras: el material también es importante

El tejido determina en gran parte la resistencia de una mosquitera tanto como el soporte sobre el que va montada. Por este motivo es importante que tengas en cuenta el material de fabricación y optes por el tipo de tela más acorde a las condiciones climatológicas de tu lugar de residencia, al tipo de insectos que proliferan en la zona y a otras necesidades específicas.

La tela estándar es la de fibra de vidrio. Un material muy resistente y flexible que ofrece buena protección frente a todo tipo de insectos y pequeños reptiles.

¿Tienes mascotas en casa? En ese caso deberías pasarte a las telas metálicas. Lo habitual es que estén fabricadas en aluminio y que se monten en mosquiteras con marco (fijas o móviles), que aunque no sea su función principal impidan de alguna manera que tu gato o perro se vaya de paseo en un despiste.

Otra alternativa muy interesante es la de las mosquiteras antipolen o antipolución. La tela protectora tiene un tratamiento especial que repele las pequeñas partículas suciedad, proporcionando un ambiente más limpio sin afectar a la cantidad de luz o de aire que entra en casa. Son perfectas para quienes padecen alergias.

Sin bichos se vive mejor

Insectos, pequeños reptiles, hojas, polen… Una ventana abierta es una puerta de entrada de infinidad de basura y bichitos que no son bien recibidos en casa. El bajo coste y la practicidad de las mosquiteras han hecho que esta sea la mejor solución para mantenerlos fuera de tu hogar. Pero estas no son las únicas ventajas de las mosquiteras.

  • El color de la tela actúa como reflectante de los rayos del sol y te permite mantener una temperatura más fresca en el interior de casa.
  • Son una solución discreta y elegante que se adapta a todo tipo de cerramientos.
  • Con un buen mantenimiento y la manipulación adecuada, son un producto tan efectivo como duradero.
  • La instalación de mosquiteras te permite prescindir del uso de insecticidas y otros químicos que pueden ser tan dañinos para las personas como para el medio ambiente.

¿Ya tienes claro cuál es el tipo de mosquitera que mejor se adapta a tus ventanas? Aún estás a tiempo de disfrutar de un verano sin picaduras de mosquitos ni insectos molestos que te arruinen la hora de la siesta. Con la instalación de mosquiteras las pequeñas e indeseadas «visitas» no volverán a colarse en tu casa.

5/5 (1 Review)

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies