Lo último en climatización invisible: calefacción por suelo radiante

Con el incremento de las tarifas eléctricas y el aumento de la conciencia medioambiental, cada vez es más habitual la búsqueda de alternativas eficientes para la climatización de los hogares. Sistemas que permiten maximizar el rendimiento de las instalaciones para ahorrar costes en la factura de la luz y aprovechar mejor la distribución de frío y calor dentro del hogar.

Mejorar el consumo energético, especialmente en las viviendas de nueva construcción, no es solo una prioridad desde el punto de vista del consumo, sino una necesidad ecológica real. La investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías han permitido implementar en los hogares sistemas de climatización más eficientes e innovadores entre los que cabe destacar la climatización por suelo radiante.

La temperatura perfecta durante todo el año

¿Imaginas tener la posibilidad de ahorrar hasta un 90% de energía en comparación con los sistemas de climatización convencionales? Esto es lo que propone la calefacción por suelo radiante, un sistema de climatización invisible mediante el que tu hogar se mantiene siempre a una temperatura estable, sin que te des cuenta de ello.

El esquema de funcionamiento de este tipo de sistemas de suelo radiante es muy sencillo. A grandes rasgos, se trata de calentar las estancias de tu hogar «de los pies a la cabeza». Es decir, en lugar de calentar el aire de las estancias, algo que resulta mucho más costoso tanto en tiempo como en gasto de energía, lo que propone la calefacción por suelo radiante es proporcionar la temperatura adecuada calentando el suelo, de tal manera que la temperatura en los pies sea ligeramente superior a la del resto del cuerpo.

Esto proporciona una sensación de confort muy agradable en todas las estancias de tu casa, sin necesidad de calentar previamente el aire de las habitaciones, con el coste que de ello se deriva.

suelo radiante electrico

Sistema eléctrico de calefacción por suelo radiante.

Suelo radiante hidraulico

Sistema hidráulico de calefacción por suelo radiante.

Suelo radiante: calefacción por sistema eléctrico e hidráulico

Si bien uno de los principales objetivos de la climatización invisible es el ahorro en consumo energético, lo cierto es que no todos los sistemas de climatización por suelo radiante funcionan a partir de fuentes de energía renovables.

Aunque ese sería el esquema de la perfección, la climatización de los hogares a partir de este tipo de modelos también se puede realizar con instalaciones eléctricas. En estos casos, se emplean bajo el suelo resistencias eléctricas metálicas o bien hilos de fibra de carbono que funcionan como resistencias.

A través de un termostato se regula el tiempo de la emisión de electricidad, de tal modo que la corriente que llega a las resistencias se corta cuando esta ha alcanzado la temperatura deseada. A pesar de que implica la utilización de energía, el tipo de calor que proporcionan estos sistemas es tan constante que también supone un ahorro.

Con todo, la climatización de hogares con suelo radiante mediante agua caliente sigue siendo la opción más rentable. En este caso, el suelo sigue siendo el emisor de la fuente de calor, pero lo hace a partir de una losa radiante por conducción de agua, que no es más que una superficie instalada bajo el pavimento y compuesta por una red de tubos de polietileno reticulado o polibutileno que conducen el agua caliente.

Las tuberías van siguiendo una forma de serpentín o espiral, guiadas por una retícula de mortero autonivelable que distribuye la red de conductos por todo el suelo para que, así, el calor quede repartido por la estancia.

Tanto en el caso de los sistemas eléctricos como en el de los hidráulicos, en la capa inferior se coloca un material aislante para evitar que el calor se desplace hacia esa zona mientras que en la parte superior sucede todo lo contrario: lo interesante es utilizar un tipo de material que no actúe como aislante térmico para que el calor emitido por el sistema pueda elevarse. De este modo, en la climatización por suelo radiante es más habitual encontrarse con suelos de cerámica o de piedra, que de moqueta o de madera, por ser estos últimos más aislantes.

Aerotermia, suelo radiante y ventanas de PVC, la combinación ideal

suelo radiante aerotermia ventanas pvcExisten formas de mejorar el rendimiento de la climatización de los hogares mediante el empleo de suelos radiantes y otros sistemas de energía renovable como es la aerotermia, unido todo ello a la instalación de sistemas de cerramientos aislantes como las ventanas de PVC Kömmerling.

Con esta combinación perfecta, no solo es posible mantener una temperatura agradable en el interior de la casa, sino que se logra con un importante ahorro de energía. La calefacción y refrigeración de una vivienda mediante bombas de calor aerotérmicas permite aprovechar la energía presente en el aire del exterior para convertirla en el agua caliente que, con posterioridad, circulará por las tuberías del suelo radiante y calentará el interior de un hogar bien aislado, sin fugas de energía.

Estas bombas de calor funcionan con un 25% de energía eléctrica, mientras que el restante 75% es energía que obtienen de manera totalmente limpia del aire, con el ahorro en la factura que ello supone y el cuidado medioambiental que conlleva.

Otra alternativa igualmente económica, ecológica y eficiente es la utilización de placas solares para el calentamiento del agua de los circuitos de calefacción.

Inconvenientes y ventajas de la calefacción por suelo radiante

Hay que tener claro que se trata de un sistema costoso de calefacción, tanto a nivel económico como en cuanto a obras, puesto que requiere de una instalación compleja (es necesario levantar el suelo) y puede resultar incómodo planteárselo para una vivienda ya construida.

No obstante, las ventajas del suelo radiante superan con creces el hecho de que se trate de una alternativa cara o de compleja instalación:

  • Aplicando sistemas de obtención de energía renovables, es un tipo de climatización que se puede trabajar de manera continuada durante todo el día sin suponer un gasto de recursos extraordinario.
  • El tipo de calor que proporciona es mucho más agradable y seguro que el de los sistemas de calefacción convencionales.
  • Al no generar aire para calentar las estancias tampoco mueve partículas de polvo en las habitaciones, lo que resulta muy cómodo para las personas especialmente sensibles.
  • Es un calor saludable que no provoca sequedad y que mantiene los niveles de humedad muy bajos evitando así la aparición de moho y la presencia de bacterias y ácaros en el ambiente.
  • La misma bomba de calor se puede utilizar para refrescar el suelo durante los meses de verano (aunque no sea realmente un sistema de refrigeración).
5/5 (1 Review)

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies