Convierte el balcón de tu casa en un huerto urbano

¿Tienes unos cuantos metros disponibles en el balcón? Gracias a los huertos urbanos se puede recuperar el sabor de los alimentos y la ilusión de cultivarlos uno mismo. Puedes empezar a prepararlos hacia final de primavera y durante el verano disfrutarás de unas ensaladas mucho más sabrosas. 

¿Por qué tener un pequeño huerto urbano?

Cada vez estamos más concienciados de la importancia de comer sano. Los huertos ecológicos se han impuesto como la alternativa más saludable y la más beneficiosa no solo para el organismo, sino para el medioambiente. Y con este cambio de mentalidad también han empezado a proliferar los huertos urbanos.

Transformar la ciudad en un campo de cultivo sería un objetivo demasiado ambicioso, pero a nivel individual podemos convertir las pequeñas iniciativas en grandes logros, y tener un huerto en el balcón no es algo que se escape de tus posibilidades.

Tierra, agua y sol son el fundamento de estas propuestas, ya sea en una zona rural o en la avenida más transitada de la capital. Es cierto que las condiciones nunca serán exactamente las mismas que en el campo, pero ni te imaginas el potencial de unos tiestos en la terraza o el balcón de casa cuando eliges bien los materiales, la orientación y el tipo de cultivo.

Tener un huerto en el balcón te va a permitir aprender sobre horticultura, valorar más todos esos productos que llevan la etiqueta de orgánico y abrir la puerta a una dieta mucho más saludable. Al gestionar tu propio huerto estás al mando del proceso en todo momento y puedes decir adiós a la química y los tratamientos artificiales que comprometen la calidad de lo que te comes. Y por si no fuera suficiente, también aprendes a relajarte y a liberarte del estrés disfrutando de este pequeño rincón natural al alcance de la mano.

Huerto urbano balcón

Las claves de tener un huerto en el balcón

No es un tema de espacio, sino de voluntad. Con unas cuantas hortalizas y una pequeña selección de plantas aromáticas puedes disponer de tu propio huerto urbano en casa sin necesidad de hacer una gran inversión.

Aunque tengas que seguir visitando la frutería para completar tu dieta con verduras y hortalizas, nada puede reemplazar la felicidad de cosecharlas tú mismo y llevarlas directamente de la planta al plato. Incluso conocidos restaurantes están utilizando huertos verticales, dentro del propio local, para agasajar a sus comensales con las hierbas aromáticas más frescas, de cultivo propio.

Antes de ponerte manos a la obra con cultivo urbano, ten en cuenta estas claves:

    1. La localización: un patio, una terraza, un balcón o acaso un lugar cerca de la ventana. La ventaja de los huertos urbanos es que se pueden ubicar en cualquier lugar en el que puedas asegurarles al menos 6 horas de sol al día. Si no puedes garantizar esta cantidad de luz diaria, tal vez es mejor que te pases a las plantas ornamentales o que te limites solo a las variedades aromáticas que le darán sabor a tu menú. Las horas de sol son la clave del éxito.
    2. Prepara el espacio: tus expectativas deben ajustarse al espacio del que dispones. Cuando los metros cuadrados no juegan a tu favor, piensa en vertical. Aparte de los tiestos convencionales encontrarás otras alternativas con las que aprovechar las paredes laterales de tu balcón, ideales para cultivar plantas trepadoras como el tomate. Si tienes un espacio generoso, le sacarás aún mayor partido empleando una mesa de cultivo. Los modelos más clásicos son los cajones de fibra o madera. Pero también los encontrarás de lona y con patas plegables, perfectos para que tu balcón recupere su espacio habitual una vez que hayan finalizado los meses de cultivo. Por otro lado, si empleas maceteros de corte recto en lugar de curvos, tendrás la posibilidad de encajarlos de manera modular y sacarle más partido a cada centímetro de cultivo.
    3. Escoge bien lo que vas a plantar: sobre todo si se trata de tu primer año como hortelano, no te excedas con las expectativas. Es mejor plantar dos o tres variedades que consumas con frecuencia y que se adapten bien a las características de tu huerto urbano (dimensiones, luz, facilidad de riego…). Piensa, por ejemplo, que frutas como el tomate son trepadoras, por lo que tutorándolas del modo adecuado lograrás buenas cosechas sin necesidad de disponer de mucho espacio. Tienes que huir, en cambio, te todas las plantas de la familia de las cucurbitáceas (pepinos, pepinillos, calabacines…), de patatas y tubérculos en general, pues necesitan bastante espacio o profundidad para desarrollarse bien. Berenjenas y lechugas son especies muy agradecidas y fáciles de cultivar en un huerto de balcón. Una opción estupenda para principiantes.
    4. No pierdas de vista el agua: tan importante es un buen riego como un buen drenaje. De ahí la importancia de seleccionar bien los tiestos. Para evitar que la terraza o balcón se queden hechos un desastre después del riego, conviene emplear recipientes con platos o bandejas. Por otro lado, siempre resultará más práctico si tienes una toma de agua en el balcón ya que te permitirá instalar un kit de riego automático. Pero si no es así, tampoco es motivo de preocupación. Con una regadera y unos cuantos viajes a la cocina habrás cumplido con tu misión.

Cultivar en el balcón de casa es una tendencia cada vez más extendida. Las propuestas de vida saludable han ido encontrando poco a poco su lugar en lo cotidiano y han superado las limitaciones de las modas pasajeras. Una vez que descubres lo mucho que puedes hacer en apenas unos metros cuadrados, no hay excusa que valga para no tener tu pequeño huerto urbano en el balcón.

Disfruta de esta sabrosa afición y comprueba cómo tu tiempo y tu dedicación se transforman en algo beneficioso para tu organismo. Pocas cosas hay tan satisfactorias como cosechar el fruto de tu trabajo. ¡Y además, en este caso es un fruto delicioso!

5/5 (1 Review)

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies