Consejos útiles para afrontar una mudanza

Las mudanzas son situaciones que suelen generar mucho estrés. Incluso con tiempo y con una buena planificación, eso de cambiar de casa y arrastrar en el proceso muebles, ropa y objetos personales no resulta una actividad demasiado grata. Estos consejos te van a ayudar a hacer la mudanza sin complicaciones para ahorrar en tiempo y quebraderos de cabeza.

Organizar la mudanza: recomendaciones antes de empezar

En el momento de afrontar la mudanza, no dejes que la fiebre por meterlo todo en cajas se apodere de ti. Antes de ponerte en marcha con el almacenaje y el transporte, conviene prestar atención a otro tipo de aspectos que más adelante podrían complicarse:

  • Si te mudas a una casa vieja, puede ser un buen momento para cambiar los cerramientos. Aunque es posible cambiar las ventanas sin hacer obras, siempre te va a resultar mucho más cómodo realizar este cambio cuando no haya muebles de por medio. En Alugal te ayudamos a elegir los cerramientos más adecuados para tu vivienda y realizamos el cambio de todas las ventanas en apenas unos días.
  • Antes de iniciar el traslado, haz una limpieza a fondo de tu nuevo hogar. Esto te facilitará las cosas cuando llegues con el cargamento de cajas. Aunque te lleve su tiempo, será tan fácil como ir sacando tus pertenencias y colocándolas en el nuevo lugar, ya limpio y preparado para ello.
  • Así como la casa nueva tiene que estar a punto, también lo tiene que estar lo que te llevas. Afrontar la mudanza con tiempo te dará margen para que laves toda la ropa de cama, cortinas, estores, visillos, alfombras y otros textiles del hogar antes de empaquetarlos para su transporte.
  • No vayas con prisa. Si ya conoces las fechas para la mudanza definitiva, tómate tu tiempo para ir haciendo acopio de cajas, preferiblemente con asas. Aprovecha para deshacerte de todo lo que ya no usas o necesitas y déjalo en los puntos de reciclaje correspondientes.
  • Visualiza el espacio en el que quieres vivir. La casa aún vacía te ofrece una perspectiva de tu nuevo hogar que no volverás a tener. Es tu oportunidad para plantear cambios de decoración y distribución que resultan más complicados en una casa ya equipada. Tómate tu tiempo para hacer esas valoraciones.
  • Habilita un espacio del hogar para hacer el empaquetado y guardar todas las cajas hasta que llegue el momento de meterlas en el coche o furgoneta. De este modo evitarás que durante los días que te quedan en tu viejo hogar el desorden te resulte agobiante.
  • Reserva una maleta para lo más esencial e inmediato cuando te instales en tu nuevo hogar, como si te fueras de viaje. De este modo, si no te da tiempo de colocarlo todo en los primeros días no tendrás que apurarte rebuscando entre cajas cosas tan básicas como el pijama o la pasta de dientes.

Consejos útiles para afrontar una mudanza

La importancia del orden de la mudanza

Empaquetar por categorías

El tiempo que inviertes en tenerlo todo ordenado mientras recoges, es tiempo que ganas a la hora de abrir cajas y colocar el contenido en su nueva ubicación. Lo más sensato es empaquetar todas tus pertenencias por categorías para que las cajas vayan armadas con un contenido lógico. ¿Qué sentido tiene mezclar libros y ropa si los vas a colocar en habitaciones distintas? Organiza con calma y saldrás ganando.

Habitación por habitación

Para mantener cierto orden mientras recoges, no vayas a lo loco. Empieza en una de las estancias de la casa y vacíala. No solo te resultará más fácil a la hora de guardar tus pertenencias por categorías sino que evitarás tener toda la casa patas arriba mientras desmontas, clasificas y guardas. Recuerda que el salón y la cocina son las dos habitaciones que dan más trabajo. ¡No desesperes!

De lo pequeño a lo grande

Es obvio que antes de ponerte a desmontar muebles o a meterlos en el vehículo de la mudanza, vas a tener que eliminar toda la carga que contienen. Hay un truco para hacerlo bien: de lo pequeño a lo grande. Guarda los detalles más pequeños o delicados en cajas que luego puedas ubicar en otras cajas de mayor tamaño. Evitarás que se pierdan o que se rompan durante el trayecto.

Consejos de almacenamiento para simplificar la mudanza

Doblar

Este será el momento en el que te des cuenta de la cantidad de ropa que conforma tu fondo de armario. Si quieres aprovechar el espacio de almacenaje y que tus prendas lleguen a tu nueva casa en un estado decente, no te queda otra que doblar cada pieza, una por una. ¿Un consejo para que te quepan más cosas y no se arruguen tanto? Una vez que has doblado la prenda, enróllala sobre sí misma. Si no te importa que se arruguen (por ejemplo, toallas o ropa interior), usa bolsas de basura que puedas ubicar en cualquier hueco del medio de transporte que emplees.

Proteger

Las piezas más delicadas deberán ir envueltas en papel de burbujas o de periódico. ¡Pero no sobrecargues las cajas! De poco servirá que protejas los artículos más delicados si luego los metes a presión en un mismo lugar. También conviene que protejas tus lumbares. ¿Qué quiere decir esto? No tiene mucho sentido organizarlo todo perfectamente en el interior de una caja si luego resulta ser tan pesada que apenas la puedes mover…

Identificar

No confíes demasiado en tu memoria. Aunque te parezca que lo tienes todo muy claro, a medida que empieces a sumar artículos al contenido de las cajas irás perdiendo la cuenta. ¿Cómo evitar despistes? Lleva un registro de lo que empaquetes, aunque sea de forma genérica: libros, fotos, vajilla, material de oficina… Pégalo o anótalo en un lateral y en la solapa superior de las cajas para tener fácil acceso a su lectura desde diferentes ángulos.

Desmontar

Si no dispones de espacio suficiente en el vehículo en el que vas a transportar los muebles, no queda más opción que desmontarlos. Es un tiempo extra que debes considerar en la mudanza, tanto a la hora de preparar lo que te vas a llevar como en el momento de rearmarlo todo en el nuevo hogar. No querrás perder ninguna pieza al desmontar los muebles, ¿verdad? Colócalas todas en una cajita única para cada mueble. Utiliza bolsas con cierre zip para guardar tuercas, tornillos, arandelas o llaves especiales, escribe el nombre del artículo al que pertenecen y adhiérelas en alguna parte del mueble para que todo viaje junto.

El día de la mudanza…

  • Cierra las cajas. Apenas te llevará unos minutos cuando ya lo tienes todo dispuesto. Si mantienes las cajas abiertas hasta el último momento siempre tendrás la opción de cambiar algo de sitio o de incluir algo que te hubieras dejado atrás.
  • La comida nunca se tira. Recuerda meter en bolsas lo que hayas dejado para pasar los últimos días.
  • Si la nevera no forma parte de la mudanza, déjala vacía, desenchufada y con la puerta abierta para que no genere mal olor.
  • Cierra la llave de paso del agua y la del gas (en caso de haberla). Baja la palanca general de la luz.
  • Tira la basura y asegúrate de que persianas, ventanas y puertas se quedan cerradas.
  • Lleva los objetos de valor y la documentación siempre a mano. La mayoría de las cosas de una mudanza son reemplazables, estas tal vez no.

¿Has logrado vencer a la pereza y los agobios con estos consejos? Lo más satisfactorio de hacer una mudanza es ¡acabarla! Disfruta del momento y de tu nuevo hogar ahora que ya lo tienes todo listo para comenzar con ilusión esa nueva etapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad. *

Responsable: Alberto Gallardo.
Finalidad: Atender solicitudes de información, consultas y envío de presupuestos relacionados con la contratación de nuestros servicios. Envíos puntuales de boletines con información comercial y/o de utilidad para el cliente.
Legitimación: Consentimiento expreso del interesado.
Destinatarios: Personas físicas o jurídicas directamente relacionadas con el Responsable encargado del tratamiento, adheridas al acuerdo EU-US Privacy Shield aprobado por el Comité Europeo de Protección de datos. Salvo obligación legal no se ceden datos a terceros.
Derechos: A obtener información clara y veraz sobre el tratamiento de tus datos; derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos, portabilidad, limitación u oposición al tratamiento. Puedes ejercerlos de forma gratuita dirigiéndote a info@alugalventanas.es. Tienes derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas y a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
Información adicional: Toda la información detallada en nuestra política de privacidad.
Ir arriba