Aprende a sacar provecho a las ventanas panorámicas

¿Te has dado cuenta de que a veces las ventanas son las protagonistas de la apariencia de un edificio? Aunque en la arquitectura de un inmueble entran en juego numerosos factores, lo cierto es que estos elementos tienen una presencia notable en el conjunto.

Las ventanas panorámicas permiten acabados mucho más atractivos que una pared de cemento. Sin embargo, presentan algunas particularidades a tener en cuenta para que el resultado no solo sea un importante aporte estético para la casa sino una solución funcional para quienes habitan en ella.

Ventajas de las ventanas panorámicas: elegancia, modernidad y ahorro de energía

Una de las diferencias más notables entre las viviendas unifamiliares de nueva construcción y las que se erigían hace apenas unas décadas es el empleo de los cristales panorámicos como recurso arquitectónico.
Este tipo de cerramientos, bien sea tipo ventana de grandes dimensiones, bien como cristalera que va desde el techo hasta el suelo, introduce interesantes cambios en la estética de los inmuebles, que se traducen en nuevas prestaciones que influyen en el confort y la eficiencia energética de los hogares:

  • Disfrutar del paisaje: solo el hecho de disponer de una gran ventana en el salón de casa o en el dormitorio es una invitación a mirar al exterior. Las ventanas te permiten integrarte en el paisaje desde el confort y la seguridad del interior de tu casa.
  • Aprovechar la luz natural: la orientación de la ventana influye mucho en el resultado final pero, en cualquier caso, la instalación de cristales panorámicos equivale a una fuente de luz natural para tu hogar.
  • Ahorrar energía: ni te imaginas lo que puedes ahorrar en la factura de la luz. Las ventanas de grandes dimensiones pueden suponer una importante inversión inicial. Pero el gasto se recupera con rapidez al tener que recurrir menos a los interruptores. Creas ambientes más confortables y también más eficientes desde el punto de vista energético.
  • Soluciones adaptadas a tu espacio: estos grandes ventanales no tienen una morfología predeterminada. Sus dimensiones y su diseño se pueden adaptar a cualquier tipo de espacio, por lo que puedes llevar luz a todos los rincones de la casa.

Ventajas de las ventanas panoramicas

Encontrar el equilibrio entre estética y funcionalidad en los cristales panorámicos

Por sus características particulares, los cristales panorámicos están concebidos como enormes lienzos destinados a la contemplación del paisaje. Sobre todo cuando el inmueble tiene una ubicación excelente, siempre resultará más atractivo sustituir la pared por una gran cristalera que permite la entrada de luz y disfrutar de unas vistas estupendas.

A pesar de que las ventajas de las ventanas panorámicas son numerosas, también conviene tener en cuenta algunos aspectos específicos de este tipo de cerramientos acristalados. Uno de ellos es la orientación. Los grandes ventanales orientados al sur proporcionan una gran cantidad de luz a lo largo de todo el día.

Sin embargo, en zonas muy cálidas esto puede representar un problema. A pesar de que existen vidrios y carpinterías de PVC especialmente diseñadas para el control de la temperatura, una ventana orientada al sol puede convertirse en una importante fuente de calor.

Encontrar el equilibrio entre estética y funcionalidad implica elegir la ubicación óptima para este tipo de emplazamientos y buscar una solución adecuada para proteger los vidrios de la incidencia de los rayos del sol, bien sea con laminados especiales, bien con el empleo de cortinas o estores.

El problema de la limpieza de las grandes cristaleras

En algunas ocasiones las ventanas panorámicas están concebidas como cerramientos fijos y no se pueden abrir. Esto puede suponer un problema si la ventana se encuentra en las plantas superiores de un inmueble o en zonas de difícil acceso.

En el caso de que tengas opción de elegir el emplazamiento de tu cristalera, es recomendable que tengas en cuenta el momento de la limpieza. Una de las grandes ventajas de esta alternativa de cerramiento es la cantidad de luz que introduce en la casa, y esta no se disfruta de igual manera si tienes los vidrios repletos de suciedad.

Por lo general, el problema no está en la limpieza de la cara interna sino en el exterior. Desde dentro se puede recurrir a modernas alternativas como los limpiadores de ventanas automáticos, dispositivos que se mueven de manera autónoma sobre la superficie del cristal para dejarlo limpio. En el exterior se puede recurrir a las raquetas limpiacristales de mango largo, a la Vaporetta o a métodos más rudimentarios como emplear el agua de una manguera.

Pero en estos casos los resultados no suelen ser del todo satisfactorios y a veces no queda más remedio que recurrir a una empresa especializada en limpieza vertical. Muchas de estas empresas también se dedican a la instalación de nanorecubrimientos para vidrio: láminas transparentes que repelen la humedad y las partículas de suciedad e impiden que estas entren en contacto con el cristal, mejorando así de forma notable su apariencia a pesar de las inclemencias del tiempo.

Ventana gran tamaño ver paisaje

3 ideas de decoración en torno a una ventana panorámica

  1. Control de la luz: en función de dónde esté ubicada la cristalera es posible que necesites de algún sistema para controlar la cantidad de luz que entra en las estancias. Cuando se trata de grandes ventanales que no tocan el suelo, los estores de tela son una buena alternativa. En el caso de que sean cerramientos acristalados que ocupan todo el espacio de la pared, las cortinas tienen un efecto más estético.
  2. Mobiliario: existen dos maneras básicas de aprovechar el espacio que queda entre las ventanas panorámicas y el suelo. Una de ellas es colocando ahí un amplio sillón, sobre todo si la ventana está ubicada en el salón. La otra son los muebles de almacenaje en los que puedes guardar la ropa de cama, los juguetes de tus hijos o cualquier cosa que necesites tener ordenada pero siempre a mano.
  3. Privacidad: ganar luz y espacio en tus estancias no tiene por qué suponer una pérdida de intimidad en tu hogar. Aparte de los elementos que puedes incluir para el control de la luz, también puedes jugar con los materiales. Si no quieres emplear cortinas o estores y prefieres dejar la ventana al desnudo, siempre puedes recurrir a los vidrios con tintes especiales. Son cristales con cierta coloración que apenas interfieren en la calidad de tus vistas pero que dificultan la visión al interior desde afuera.

Aprovecha el potencial de tu casa con unos cerramientos acristalados que te permitan disfrutar más del entorno. Tanto en zonas urbanas como en áreas rurales, las ventajas de las ventanas panorámicas son notables con respecto a los cerramientos tradicionales.

No obstante, también estos cristales presentan unas exigencias especiales. Cuestiones como la seguridad, el tipo de apertura o el aislamiento térmico y acústico cobran una especial importancia a la hora de elegir las ventanas panorámicas más adecuadas para tu hogar.

En Alugal te ayudamos a hacer la elección correcta para que le saques el máximo provecho a estas atractivas soluciones arquitectónicas.

5/5 (2 Reviews)

Quizá también te interese...

About Alugal

No Comments

Deja un comentario

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y ofrecerte contenidos de interés. Si continúas navegando entendemos que has leído y aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies