ventana-corredera-abierta

Tipos de aperturas de ventanas

Para la elección de la ventana perfecta se deben tener en cuenta aspectos estructurales —como la perfilería o los vidrios—, de diseño —como el color o la disposición de los vidrios— y, por supuesto, de apertura. El sistema de apertura de una ventana va a determinar su grado de funcionalidad y adaptación a los diferentes espacios de tu hogar.

El tamaño de la estancia y la ubicación de la ventana son los principales condicionantes en la elección de un tipo de apertura. Aunque desde un punto de vista estético una ventana pueda parecerte ideal, es importante verificar que se trate de un sistema de fácil apertura, funcional y manejable, que se adapte a las necesidades del espacio.

Estos son los tipos de apertura más habituales:

ABATIBLES O PRACTICABLES

Los herrajes se encuentran en los laterales de las hojas (una o dos) y al girar permiten una apertura completa. Las ventanas abatibles son las más comunes en los hogares. No en vano, son sistemas de aislamiento que presentan muchas ventajas: cierre hermético, grandes posibilidades de ventilación y facilidad de apertura. Sin embargo, estas ventanas practicables tienen un gran inconveniente en las habitaciones pequeñas y es que ocupan demasiado espacio.

Apertura abatible interior

Apertura abatible exterior

OSCILOBATIENTES

Un ejemplo de ventana versátil que te permite ventilar las habitaciones de dos maneras. La apertura inclinada abre un hueco en el plano superior perfecto para una ventilación moderada o en días de lluvia, ya que apenas entrará agua en el interior. La segunda opción de las ventanas oscilobatientes es la de una apertura lateral completa, como las de las ventanas abatibles, que permite generar una mayor corriente de aire y limpiar con más facilidad tus ventanas.

CORREDERAS

Son las ventanas perfectas para espacios reducidos. Las hojas se deslizan de manera horizontal sobre un carril y de esta manera no afectan en absoluto al espacio de la estancia. El problema de las ventanas correderas es que no disponen de cierre hermético por lo que sus capacidades aislantes son bastante limitadas.

OSCILOPARALELAS

Son aperturas correderas provistas de un eje horizontal que facilita la apertura de la parte superior. Como en el caso de las oscilobatientes, las ventanas osciloparalelas se pueden abrir ligeramente por la parte superior inclinándolas hacia el interior de la habitación.

ELEVABLES

En apariencia son muy similares a las clásicas ventanas correderas. Sin embargo y debido a sus grandes dimensiones, requieren de un mecanismo que facilite su maniobrabilidad. Las hojas de las ventanas elevables se montan sobre un mecanismo que las eleva durante la apertura y las vuelve a bajar en el cierre para que el movimiento no suponga ningún esfuerzo. Pero, sin duda, lo más característico de estas aperturas es que tu estancia gana en luminosidad y en vistas.

 PLEGABLES

Tras su apertura, las ventanas plegables eliminan de la vista cualquier elemento vertical. Las hojas se repliegan sobre sí mismas como un acordeón girando sobre los cojinetes de la guía superior y los bulones de la guía inferior. El resultado es un espacio totalmente abierto desde el que se puede acceder a otras estancias o salir al exterior, por eso es tan común su uso en salones y terrazas.

FIJAS

En estancias donde la ventilación no es una prioridad se pueden instalar ventanas fijas. Su función es únicamente la de aportar luminosidad, por lo que estas ventanas no están provistas de ningún sistema de apertura.

¿Te parece complicado elegir entre tanta variedad? Pues estos solo son algunos de los sistemas de apertura más habituales. Contacta con nosotros para que podamos informarte de todas las opciones disponibles para optimizar el espacio y la luminosidad de tu hogar.

¿Tienes preguntas?

Déjanos tu teléfono y te llamamos GRATIS.

He leído y acepto la política de privacidad.

Tus nuevas ventanas de PVC o aluminio sin intermediarios.

En 6-12 meses.

En la mayoría de las ocasiones, tus nuevas ventanas listas en 24 horas.

5 años en la instalación de tus ventanas y 10 años en material.

Realizamos los trámites necesarios para que consigas tu subvención Plan Renove de ventanas de la Comunidad de Madrid o ¡te hacemos descuento equivalente para que renueves hoy mismo tus viejas ventanas!